¿Qué es el modelo Keynesiano? Origen y características de la teoría de Keynes

Teoría de Keynes

El modelo Keynesiano es una teoría económica y política nacida en el siglo XX, sobre la base de los estudios realizados por el economista británico John Maynard Keynes (1883-1946). Su característica principal es el intervencionismo del Estado para afrontar la crisis de un país, contraria a la teoría del liberalismo.

Keynes enfocó sus estudios en elementos como los ciclos y los agregados económicos, los cuales son: el consumo, el paro, el empleo, el ahorro, la producción, la inversión y la relación entre todos ellos, los cuales tienen un rol y unas reglas en el movimiento económico de un país, y un comportamiento determinado por los propios individuos.

Modelo Keynesiano

Origen de la teoría keynesiana

Esta teoría tiene su origen en el siglo XX, cuando Keynes la expuso en su obra “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, General theory of employment, interest and money, en 1936, justamente cuando el sistema liberal y capitalista experimentaban un declive. Algunos países que aspiraban a mejorar sus economías, después de la Segunda Guerra Mundial, la adaptaron como modelo económico.

Keynes hizo esta teoría sobre el comportamiento de la economía de un país a corto plazo, y analizó las medidas que se debían adoptar para mejorar la situación.

John Maynard Keynes (1883-1946)
John Maynard Keynes (1883-1946)

Características principales del Keynesianismo

La demanda global es la base del modelo keynesiano, variable que consideró fundamental para mantener activa la economía un país y que está determinada por 

  • Los bienes y formas de consumo social.
  • La inversión por parte de las empresas, como parte de las demandas de las mismas.
  • La activación y respuesta del sector público ante las demandas sociales.
  • Las exportaciones como base del comportamiento de los mercados internacionales.

Fórmula con la que planteaba poder combatir la inflación y el desempleo, dos problemas principales de la economía de un país.

Gráfica ciclo de vida del producto internacional

Según Keynes, el desempleo es el fenómeno que se produce a partir de una insuficiencia del consumo global, y por lo tanto hay que aumentarla a través de la estimulación de la demanda, que a su vez requiere una reducción de los impuestos y por lo tanto las familias tienen más dinero para consumir.

Otra forma de combatir el desempleo es bajando el interés, de tal manera que los empresarios hagan más inversiones, o a través del aumento del gasto público, mediante la administración pública y de los presupuestos generales del Estado, para que se construyan más hospitales, escuelas, vías de comunicación, etc., al tiempo que se fomentan el intercambio comercial internacional con la disminución cambiaria.

Mientras que para combatir la inflación, la cual se debe a una demanda excesiva, Keynes considera la necesidad de articular medidas para controlar el consumo global y reducirlo, para lo cual se debe bajar la demanda aumentando los impuestos, subiendo los tipos de interés, disminuyendo el gasto público y promoviendo una elevación del tipo de cambio.

La fórmula del Keynesianismo es: PIB: C+I+G+X-M

PBI: Producto Interno Bruto de un país; C: Consumo; I: Inversión; G: Gasto Público de un país; X: Exportaciones y M: Importaciones.

El modelo keynesiano funcionó entre 1945 y 1973 cuando ocurrió la crisis petrolera, y cuando por primera vez en la historia económica moderna comenzaron a coexistir desempleo e inflación, cosa que no había previsto el economista de Cambridge.La inflación que surgió en 1973 no fue producto de la alta demanda, sino producida por el aumento en los precios de la energía y del petróleo, lo que produjo un aumento de los precios de los productos, pues, incluso con recesión económica y baja demanda, los precios se mantuvieron en alza.