¿Qué es el CAPEX y por qué es importante para la pyme?

CAPEX

El CAPEX, Capital Expenditures o gastos de capital, es la cantidad de dinero que se destina a la adquisición de activos que van a mejorar la productividad de una empresa.

Puede considerarse CAPEX a los vehículos de transporte de mercancía, equipos (bien de producción o de computación que se asignarán a los procesos de aumento y eficiencia de la producción), edificios y maquinaria.

Un gasto es considerado como Capital Expenditures cuando el activo que se adquiere forma parte de la inversión, enfocada esta inversión en el aumento de la productividad o en el aumento de la vida útil de un activo productivo que tiene la empresa.

Se trata de un gasto que se capitalizará en forma de activo para la empresa mediante su amortización.

El Capital Expenditures es la inversión que realiza una empresa para expandir sus bienes de capital y su importancia está en que determina la evolución de la empresa en factores como aumento de la productividad, de las ganancias, de la vida útil de otras maquinarias y equipos, entre otros.

En este sentido, el gasto de capital está relacionado con el crecimiento de la empresa, los flujos de caja y con la información acerca del objetivo de la empresa, si hace inversión para continuar su crecimiento y expansión o si solo trabaja por mantenerse.

Importancia del CAPEX para las pymes

Especialmente para las pequeñas y medianas empresas, el CAPEX es importante porque constituye un indicador relevante acerca del momento que vive la empresa en un período determinado, es decir, si es de expansión o de mantenimiento dentro de sus parámetros de producción.

Capital Expenditures

Por lo general, cuando la empresa está arrancando, el CAPEX es elevado, pues como toda compañía, requiere de equipos, maquinarias, edificaciones, locales, vehículos, etc., que intervengan en el desarrollo adecuado de la actividad productiva.

Cuando la empresa está en crecimiento, las inversiones son superiores a las depreciaciones del activo fijo, lo que significa que el valor de los bienes de los equipos está aumentando aceleradamente.

Algunos ejemplos de Capital Expenditures

Como mencionamos anteriormente, esto es la inversión que realiza una empresa en la adquisición de equipos, maquinaria y hasta licencias de software con los cuales busca mejorar su capacidad productiva o expandirse en el mercado.

En este sentido, algunos ejemplos son: la compra de nuevos ordenadores para el manejo de carteras de clientes, como procesadores de información útil para la compañía, o sencillamente como equipos en los que se basan factores de producción como diseño, calidad, materiales, etc.

También son considerados como Capital Expenditures las nuevas plantas de producción, los espacios de almacenaje bien de mercancía o productos como de insumos, o la compra de vehículos para transportar y enviar mercancía.

Algunos ejemplos de gastos de capital

El CAPEX como inversión puede ser:

Para el mantenimiento o reposición de equipos, cuyas inversiones nos necesarias para evitar el deterioro de estos ante el uso cotidiano y constituye un gasto mínimo para que la compañía mantenga su producción.

Para la expansión, que constituye la inversión en activos no circulantes -también conocido como inmovilizado- que hace la empresa para aumentar las ventas, lo cual sería el resultado del aumento o mejora de los que tiene.

El inmovilizado de una empresa es la infraestructura que requiere para que esta funcione y opere de manera adecuada, y engloba los activos físicos como las maquinas, los equipos de computación, los paquetes de administración, contabilidad y patentes de la empresa, hasta los vehículos y el edificio de la empresa.

Para saber si determinada empresa invierte en el desarrollo y crecimiento de su actividad o simplemente permanece en su etapa de consolidación, se debe conocer la totalidad del CAPEX con respecto a los pagos que realiza. Si el CAPEX es superior, significa que la empresa invierte para su expansión y crecimiento, yendo más allá del mantenimiento de lo que tiene.