¿Qué es el Derecho al Olvido?

¿Qué es el Derecho al Olvido?

El Derecho al Olvido es un termino que hace referencia a la protección de los datos personales, el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen de las personas. El Derecho al Olvido también tiene que ver con el Habeas Data, es decir, con el derecho a pedir y conseguir los datos existentes sobre uno mismo y de solicitar que esos datos sean eliminados o corregidos, ya sea porque son falsos o porque están desactualizados.

En otras palabras, el Habeas Data es una acción que puede ejercer cualquier ciudadano cuando sus datos ya no son válidos. El Derecho a la Supresión de los Datos Personales o Derecho al Olvido es el derecho que tiene un usuario al borrado de sus datos personales, incluyendo el entorno online.

Derecho al Olvido en Internet

La Internet, al combinar una gran capacidad de almacenamiento y permitir localizar datos en segundos fácilmente, usando sus motores de búsqueda, podría significar el fin del olvido. Básicamente, porque las personas podrían pensar que no se puede borrar el pasado que está en Internet. Lo que implica un gran desafío para las leyes y su labor para hacer que se respete el Derecho al Olvido de las personas. Por ello, es imprescindible hacer los reclamos pertinentes para lograr la eliminación o el bloqueo digital de la información, por dos vías por igual:

  • Contra el medio que originalmente publicó la información, como periódicos, sitios web, la radio u otros.
  • Contra los buscadores de Internet.

De hecho, el último Informe de Transparencia de Google, reflejó que desde el año 2014 han recibido 802.259 solicitudes de Supresión de Datos Personales, solo de ciudadanos europeos.

Derecho al Olvido en Internet

Entonces, los motores de búsqueda tienen el deber de quitar de sus listados de resultados, cualquier enlace que viole los derechos de los ciudadanos. Las empresas dueñas de los buscadores de internet son responsables de aprobar o reprobar las peticiones que hacen las personas para modificar o eliminar sus datos. Estas peticiones deben evaluarse individualmente, por lo que las empresas dueñas de los motores de búsqueda, se asesoran para poder manejarlas adecuadamente.

Por otro lado, cuando una solicitud de Derecho a la Supresión de los Datos Personales es rechazada, la persona afectada puede tomar acciones legales contra la compañía. Estas acciones tienen como objeto obligar a los buscadores a retirar la información e inclusive, a pagar indemnizaciones a los afectados.

Derecho al Olvido en la Unión Europea (UE)

El 13 de mayo de 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicó una sentencia para la protección de los datos de las personas. Esta sentencia obliga a los motores de búsqueda en internet, como Google, Yahoo y Bing a cumplir con las normas de protección de datos personales.

Derecho a la Supresión de los Datos Personales en internet

Lo que en la práctica se traduce en que los motores de búsqueda deben ofrecer a cualquier usuario el Derecho a la Supresión de los Datos Personales en internet. Esta supresión o bloqueo de los datos de las personas pasó a denominarse Derecho al Olvido.

Derecho al Olvido en España

Después de que el TJUE dictó la sentencia sobre el Derecho al Olvido en 2014, España se convirtió en el quinto país europeo con más solicitudes de Derecho al Olvido. De hecho, en 5 años, España ha registrado ante Google, un total 76.893 peticiones sobre 249.359 páginas de Internet.

Derecho al Olvido en España

En el caso de los informes comerciales, la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales (LOPD) establece que sólo se cederán los datos necesarios para determinar la solvencia económica de las personas.

También dispone que cuando los datos sean adversos a las personas, no sean más antiguos de seis años, siempre que exista veracidad en relación a la situación actual de ellos.

En otras palabras, esta ley regula el Derecho a la Supresión de los Datos Personales en España, de acuerdo a lo establecido por la Unión Europea.

Por su parte, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) define el Derecho al Olvido como el que se tiene de solicitar la supresión de los datos personales en los motores de búsqueda. Esta definición está dentro de la mencionada sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Por otro lado, el Reglamento de General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea amplía el alcance de este derecho más allá de los buscadores de internet. De hecho, el RGPD establece los Derechos de Rectificación, Supresión y Limitación de acceso a la información de los datos personales.

¿Cuándo se aplica el Derecho al Olvido?

El RGPD unifica y homologa las directrices sobre cómo las empresas deben recopilar y tratar los datos personales de sus clientes, por lo que incluye el Derecho al Olvido. La persona interesada podrá invocar su Derecho a la Supresión de los Datos Personales y el proveedor del servicio estará obligado a hacerlo, en los siguientes casos:

  • Cuando los datos ya no sean requeridos.
  • Cuando sea retirado el consentimiento otorgado al momento en que se recogieron los datos.
  • Cuando hayan sido recogidos con fines ilícitos.
  • Cuando los datos deban suprimirse por una obligación legal.
  • Cuando se trate de datos de menores de 16 años, que se hayan recogido sin la autorización de sus representantes.

Entonces, el proveedor del servicio, que ejerce como procesador de datos, siempre que ocurran estos casos tiene la obligación de aplicar el Derecho al Olvido.

Cuándo se aplica

¿Qué ocurre si no se respeta el Derecho al Olvido?

Cumplidos los supuestos indicados anteriormente, si el responsable del servicio se niega a eliminar los datos personales, el usuario debe comunicarlo a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Pues la AEPD es la responsable, en España, de la tutela de este derecho, por lo que esta Agencia es la vía para hacer el reclamo por incumplimiento.

Ahora bien, el usuario solo puede acudir a la AEPD una vez que haya solicitado el cumplimiento de su Derecho al Olvido al proveedor del servicio. Y si éste, no ha respondido a su solicitud en un tiempo razonable o, simplemente, le negó el derecho, debe reportarlo a la AEPD.

También te puede interesar leer sobre la peligrosidad de los retos virales.