¿Qué fue el Plan Marshall?

Qué fue el Plan Marshall

Con el nombre del Plan Marshall es conocido el programa de recuperación económica de algunos países de Europa, promovido y financiado por Estados Unidos luego de concluida la Segunda Guerra Mundial.

Este plan debe su nombre a quien en ese momento era el Secretario de Estado de Estados Unidos, el general George Marshall, quien había sido Jefe del Estado Mayor de Washington, nombrado por el presidente Franklin D. Roosevelt.

Aunque también se le denominó Plan Reino, oficialmente el nombre de este plan es Plan de Recuperación Europea (European Recovery Plan), y se desarrolló entre 1947 y 1952.

¿Por qué surge el Plan Marshall?

La devastación que produjo la Segunda Guerra Mundial en los países que participaron en el conflicto tuvo implicaciones sociales, políticas y, sobre todo, económicas, especialmente en Alemania, que quedó con una severa crisis económica.

Todo el aparato productivo, conformado por pequeñas, medianas y grandes fábricas e industrias de varios países europeos había sido bombardeado y destruido prácticamente en su totalidad, por lo que no podía recuperarse por sí mismo.

Plan Marshall

Alemania, que había perdido la guerra, sufría las consecuencias de la separación de su territorio en 1945, ocupado por soviéticos y estadounidenses; y, más adelante, en 1949 se originó la conocida Guerra Fría, amén de la división de Alemania en dos países.

Así, tras la propuesta de George Marshall, el Plan de Recuperaciòn de Europa fue aprobado por el senado de Estados Unidos el 14 de marzo de 1948, con el apoyo de los representantes Demócratas y Republicanos. El propósito de Estados Unidos con el Plan Marshall fue recuperar y mejorar las condiciones de las zonas que sufrieron las consecuencias de los seis años de devastación que ocasionó la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Además, el Plan tuvo la intención de suprimir las barreras comerciales, modernizar la industria y hacer crecer la producción para que los países de Europa Occidental fueran naciones económicamente estables.

Políticamente, el Plan tenía el propósito de limitar el avance del comunismo y evitar que esta corriente política se introdujera en ese lado de Europa.

El aporte inicial del Plan Marshall fue de 13 mil millones de dólares que se distribuyeron en varios países de Europa con mayores potenciales industriales, siendo los países más beneficiados el Reino Unido, que obtuvo 26% del crédito total; Alemania Occidental y Francia con 11%, y otras 18 naciones que contaron con estos beneficios.

Críticas

Visto a grosso modo, el Plan tenía una intención, si se quiere, noble, pues nadie puede negarse a la reconstrucción de un país tras los fuertes enfrentamientos bélicos. Sin embargo, este Plan ha sido duramente criticado debido al interés de Estados Unidos de, por un lado, mantener a raya el avance del comunismo, y por el otro, mejorar la economía de los países europeos como fuente de consumo de las empresas productoras estadounidenses.

Al tiempo que la recuperación económica de Europa abría las puertas a las empresas americanas, lo que en cierta forma también producía el temor de que eventualmente los países de convirtieran en naciones dependientes económicamente de Estados Unidos.

¿Cómo funcionó?

La aplicación del Plan Marshall incluyó la conformación, en Estados Unidos, de la oficina de Administración para la Cooperación Económica (ACE), mientras que los países beneficiarios conformaron la Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE), a fin de hacer un manejo eficiente de las ayudas económicas.

Entre los países miembros estaban Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Turquía; luego se anexaron Canadá, España y Estados Unidos, entre otros.

El funcionamiento del Plan Marshall consistía en que las ayudas enviadas por Estados Unidos eran transferidas a cada gobierno local, pero la administración de los recursos era conjunta entre los países y la ACE; mientras un comisionado de la oficina norteamericana daba asesoría acerca de la forma más adecuada de administrar el dinero.

Con el impulso económico que tuvo Europa, gracias al Plan Marshall, Estados Unidos logró fomentar el consumo de mercancía producida por ellos, que inicialmente eran artículos de primera necesidad, y posteriormente eran productos para la reconstrucción de las ciudades (vialidad, distribución de servicios básicos, vías de comunicación de todo tipo, etc.) y recuperar las infraestructuras.

De los 13.000 millones de dólares asignados a Europa por el Plan Marshall, cerca de 3.200 se destinaron a la compra de comida y fertilizantes, 3.400 se dirigieron a materias primas y productos semifacturados, unos 1.900 fueron destinados a vehículos y maquinaria, y 1.600 en combustibles.

Durante los años de aplicación del Plan Marshall, es decir, entre 1948 y 1952, Europa evidenció un florecimiento, mejora, prosperidad y avance de su economía. Sin embargo, existen opiniones acerca de si el Plan fue sencillamente un factor más que condujo al desarrollo de la economía del continente, considerando las políticas propias de cada nación en cuanto al interés y la premura de recuperación.

Plan Marshall mapa Wikipedia
Mapa. Fuente: Wikipedia

Lo que no deja lugar a dudas es que durante ese lapso, la producción de la industria europea tuvo un incremento de 35%; la agricultura también experimentó niveles de producción superiores a los que tenían los países antes de la Guerra; hubo una reducción considerable y notoria de la pobreza y el hambre y se logró la recuperación del nivel de vida en general. Además, también se le atribuye al Plan Marshall haber sentado las bases para la conformación de organizaciones de carácter internacional, como las Comunidades Europeas, precursoras de la Unión Europea.

No obstante las opiniones e interpretaciones sobre el Plan Marshall, la historia muestra que este fue un plan que ayudó a gran escala a la recuperación de los países de Europa y a la configuración del mundo tal como lo conocemos en la actualidad.

En conclusión y con opiniones encontradas de por medio, el Plan Marshall tuvo sus objetivos claros:

  • Superar la insolvencia económica europea por las consecuencias que traería a la propia economía de Estados Unidos.
  • Evitar el desarrollo y expansión del comunismo.
  • Conformar una estructura económica que fortaleciera la formación de países y gobiernos democráticos.