La Guerra Civil española

La Guerra Civil española

La Guerra Civil española es un hecho histórico que el mundo recuerda como uno de los más cruentos y devastadores del siglo XX, fue una guerra entre hermanos y compatriotas que condujo a una crisis económica sin precedentes, y, al finalizar, en 1939, se estableció una dictadura por parte del vencedor, Francisco Franco, que duró hasta la muerte del tirano, en 1975.

El comienzo de esta Guerra Civil española está marcado en la historia como el 17 de julio, en Melilla, cuando se sublevó el ejército de África, contra el Gobierno legítimo de la Segunda República; ya el 18 de julio todas las guarniciones de España se sumaron al golpe, mientras otras estuvieron fieles a la República.

La sublevación tuvo éxito en las zonas rurales, y ya veremos por qué, pero el golpe fue secundado por regiones como Zaragoza, Sevilla y Córdoba.

La operación más emblemática de la Guerra Civil española fue la marcha de las columnas, que se dirigieron a Madrid, donde los que eran fieles a la República, es decir los milicianos, se detuvieron en las afueras de la ciudad.

Algunas causas que originaron la Guerra Civil española

  • España había vivido varias crisis políticas y sociales, debido a que desde los albores del siglo XX, su gobierno monárquico no tenía la fortaleza suficiente para asumir y resolver los problemas como consecuencia del atraso que tenía ese país con respecto al resto de Europa.
  • En 1931, las revueltas sociales y políticas dieron pie a un movimiento revolucionario popular que dio al traste con la monarquía de España, lo que originó la proclamación de la República.
  • La represión de las protestas sindicales, de los movimientos populares y de los partidos de izquierda.
  • La conspiración de varios generales contra la Segunda República: Emilio Mola, el general Sanjurjo y Francisco Franco, quien se hizo del mando de los sublevados.
  • Luego de este acontecimiento, se agudizaron los conflictos entre los partidos de derecha e izquierda, lo que a su vez obligó al gobierno a instaurar un programa de reformas políticas, sociales y económicas, donde figuraba, principalmente la reforma agraria.
  • Con estas reformas se sintieron amenazadas las élites conservadoras, conformadas por el clero, el ejército, la alta burguesía y los grandes propietarios.
  • Estos grupos élites se articularon en un partido de extrema derecha, con la finalidad de ponerle fin a las reformas que consideraban comunistas.
Imágenes de la Guerra
Imágenes de la Guerra. Fuente: Wikipedia

En resumen, se puede decir que el origen de la Guerra Civil española se fundamentó en cuatro hechos principales:

  1. La dudosa legitimidad de la II República, pues se realizaron unas elecciones municipales cuyos resultados definitivos eran desconocidos, lo que dio lugar a una amenaza de golpe de Estado contra Alfonso XIII por parte de los republicanos apoyados por la Guardia Civil bajo la dirección del general José Sanjurjo.
  2. La injusticia social, pues España padecía grandes diferencias sociales donde los que tenían ingentes cantidades de recursos económicos eran unos pocos, frente a una mayoría que vivía en condiciones miserables, tanto en el campo como en la ciudad.
  3. El fracaso de los partidos políticos, tanto de izquierda como de derecha que no asumieron los retos de mejorar las condiciones de vida, especialmente de obreros y campesinos cuyas jornadas de trabajo eran interminables y pagadas con salarios ínfimos.
  4. La Revolución de 1934 con los campesinos y obreros luchando por solucionar su precaria situación socio-económica, ante la falta de soluciones de la clase política.

Esta revolución agrupó a anarquistas, socialistas y comunistas quienes animaron el proceso ante la falta de acción del Gobierno frentepopulista, lo que produjo las expropiaciones que fueron avaladas por el Gobierno en la primavera de 1936.

Los desatinos políticos

En las elecciones de 1936 la izquierda, representada por el Frente Popular, eligió a Manuel Azaña Díaz como presidente, quien tomó decisiones que afectaron negativamente a las clases establecidas: Ejército, aristocracia, terratenientes e iglesia, y no tuvo capacidad de controlar la violencia que se generó.

Así, se suscitaron revueltas, huelgas y enfrentamientos entre grupos armados tanto de derecha como de izquierda. Estos enfrentamientos cobraron la vida del teniente José Castillo, quien fue fusilado por la derecha; lo que produjo la reacción de la izquierda que asesinó a José Calvo Sotelo, líder de la oposición de derecha. Estos hechos fueron los que detonaron la Guerra Civil española.

Mapa de la Guerra
Mapa de la Guerra. Fuente: Wikipedia

La intervención internacional

La sublevación militar fue considerada como el pronunciamiento del ejército que se acopló a las otras fuerzas del país, que buscaba restablecer el orden la autoridad y procurar la defensa de la unidad española. , “unido a las demás fuerzas de la nación”, para restablecer el orden público, el principio de autoridad y para defender la unidad de España.

De esta manera la Guerra Civil española se produjo entre dos frentes: los de la izquierda, que tenían el apoyo de Francia, Rusia e Inglaterra; y los de la derecha que contaban con el respaldo de Alemania, con Hitler al mando e Italia, con Mussolini como presidente.

Consecuencias de la Guerra Civil española

Estas fueron algunas de las consecuencias más importantes:

  • Esta guerra que duró 986 días acabó con la vida de entre 700.000 y 1.000.000 de personas de ambos bandos, de toda clase y condición social, como principal consecuencia y saldo devastador para un país.
  • Además de los 400.000 españoles, aproximadamente, que huyeron del conflicto y buscaron refugio en otros países.
  • Los sindicatos fueron abolidos y solo quedó el sindicato franquista, con lo cual se puso fin a los derechos conquistados en la época republicana.
  • Luego están las consecuencias políticas, como son:
    • El fracaso de implementar un sistema socialista en España.
    • El fin de la Segunda República.
    • La victoria de Francisco Franco que se convirtió en dictador, suprimió libertades, execró a todos los intelectuales y políticos de la oposición; luego se separó de los países socialistas declarándose contrario a esta corriente política.
    • Más de 200.000 opositores encarcelados; otros expatriados y más de 10.000 condenados a muerte. Solamente en Madrid se producían 200 ejecuciones diarias.
    • La exclusión de España de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
  • En materia económica, la Guerra Civil española arruinó al país, lo que ocasionó hambruna y desequilibrio social, pues el dinero era utilizado para armas y equipos para la represión.
  • La industria quedó destruida, y las reservas de oro que tenía el país fueron destinadas por el gobierno para la compra de armas.

La Guerra Civil dejó arruinada a España durante las décadas siguientes, y, debido al aislamiento que sufrió, el plan Marshall, promovido por Estados Unidos para recuperar la economía de algunos países de Europa, deja a España a la zaga del resto de naciones del continente.