El nacionalismo: Definición y ejemplos

El nacionalismo: Definición y ejemplos

El nacionalismo ha sido definido como ideología y como movimiento sociopolítico, el cual se refiere a la relación entre la unidad de una nación y la política. Es la identificación de un pueblo con la realidad, historia, lengua, cultura y otras características de su nación.

Orígenes del nacionalismo

Se originó en el momento en el que surgieron otros conceptos y procesos como nación, revolución, independencia, etc. Conceptos que corresponden a la historia contemporánea cuando se desarrollaron movimientos como la revolución industrial, la liberal, o los movimientos independentistas suscitados desde finales del siglo XVIII.

Anteriormente, en la Edad Media, existió el nacionalismo, especialmente relacionado con las monarquías absolutas. Sin embargo, desde la revolución francesa, como hecho histórico, surgió el nacionalismo moderno, seguido de las guerras napoleónicas que generaron un sentimiento nacionalista frente a ejércitos invasores.

Nacionalismo

Definición

El concepto de nacionalismo es multidimensional y complejo, está más vinculado con una ideología política. Consiste en ubicar a una nación como elemento insuperable y único de identidad, sobre la base de su cultura, sociedad y territorialidad.

El nacionalismo busca constituir a todos los miembros de una nación en torno a su identidad nacional con la idea de lograr y mantener su soberanía y su autodeterminación.

Dependiendo de la perspectiva y del marco desde el cual se aborde, el nacionalismo puede ser tanto una disposición política como social o cultural de un país.

Banderas de paises

Así mismo, este término se ha aplicado tanto a las doctrinas políticas, como a los movimientos nacionalistas, que han implicado movimientos sociales y políticos colectivos que involucran demandas nacionalistas.

Como ideología ubica a la nación como único elemento de identidad en torno al cual se organiza la sociedad para su defensa, impulsada por la política que busca el respeto en la relación de la nación con otros países. Hoy en día, es considerado un movimiento que procura tomar ventaja de la sociedad unida a este sentimiento de nación para alcanzar un objetivo político.

Te puede interesar: ¿Qué es la anarquía?

Características principales

El nacionalismo busca tener una serie de símbolos que convocan identificación sobre su historia, significados y como fortalezas de nación.

Estos símbolos suelen ser la bandera nacional, las comidas típicas, los bailes, el deporte, la música y cultura, así como lugares emblemáticos, etc., lo cual, en conjunto, busca que el país sienta orgullo.

El idioma también ha sido un elemento para promover la vinculación entre los ciudadanos, por lo que en muchas naciones se ha eliminado el estudio o el aprendizaje de otros idiomas, a pesar de que sea percibido como una acción negativa.

Caracteristicas principales

Tipos de nacionalismo

Existen varios tipos de nacionalismo, los cuales pueden verse a lo largo de la historia de un país y que responden a momentos sociales y políticos específicos.

Nacionalismo romántico

También es conocido como nacionalismo de identidad; su discurso se cimenta sobre la base de que es un pueblo único, con características singulares, que no se parece a otro, especialmente en su cultura, lengua, religión y costumbres.

Nacionalismo vanaglorioso

Se caracteriza por ser exacerbado o exagerado e implica exceso de orgullo de una nación por el país donde nació o al que pertenece; es posible que un nacionalista se vanaglorie tanto por su país que se considere superior, lo cual puede dar origen a la xenofobia y a la discriminación a personas de otras partes.

Nacionalismo liberal

También conocido como nacionalismo civil, este ha sido definido por los filósofos políticos como el que está relacionado con los valores de libertad, igualdad, tolerancia y derechos individuales. Puede existir de una forma no xenofóbica y con la aceptación del otro en igualdad de condiciones.

Tipos de nacionalismo

Nacionalismo Cívico

Está identificado como el nacionalismo que se vale de elementos y hecho históricos realizados por generaciones previas, vincula las conexiones culturales del presente con hechos de sus antepasados. Encuentra en esas acciones las razones por las cuales sentirse orgulloso, como las guerras y batallas por la independencia y la soberanía.

Nacionalismo Religioso

Está basado en la legitimidad que da el Estado a una religión común, y también está identificado como una forma de nacionalismo étnico; dos ejemplos de este tipo son el irlandés, que está asociado con el catolicismo, y el indio, que se vincula con el hinduismo.

Nacionalismo de izquierda

También conocido como nacionalismo popular, congrega los conceptos de justicia social, igualdad, soberanía, autodeterminación, sobre todo política y económica.

Seguro que también te interesa: El nepotismo en los gobiernos

Algunos ejemplos

Existen muchos casos que sirven de ejemplo, o eventos históricos en los cuales jugó un papel fundamental, como son:

  • La declaración de la independencia de Estados Unidos de América, documento mediante el cual se proclamó que las Trece Colonias norteamericanas​, que estaban en guerra con Gran Bretaña, se autodefinían como trece nuevos Estados soberanos e independientes y formaron una nueva nación: los Estados Unidos.
  • La guerra de independencia española y las guerras de independencia hispanoamericanas, que fueron una serie de conflictos desarrollados en tierras americanas bajo el dominio del Imperio español, y que tuvieron lugar a comienzos del siglo XIX. En estos conflictos estaban los bandos nacionalistas independentistas, también llamados patriotas o revolucionarios, y el imperialista, con ejércitos de la corona que luchaban a favor de la Monarquía española.
  • Además, figuran en la historia los nacionalismos que acompañaron a diferentes revoluciones como la revolución húngara de 1848, la revolución mexicana de principios del siglo XX, la revolución de Bolivia de 1952, la revolución cubana de 1959, entre otras.

Pero uno de los casos más destacados es el de la Alemania de Adolf Hitler, quien capitalizó el descontento y fracaso de la derrota de Alemania de la Primera Guerra Mundial, para aprovecharlo, manipular sus estrategias y conducir sus acciones sobre la base del nacionalismo hacia el antisemitismo.

También ha sido estudiado y comprobado cómo los contextos de crisis en un país suelen desplegar los nacionalismos en cualquier momento de la historia, lo cual demuestra que el nacionalismo no es algo que sea del pasado, sino que se mantiene en la actualidad y sigue generando polémica y controversias.