El Nepotismo en los Gobiernos

El Nepotismo en los Gobiernos

Dentro de las estructuras gubernamentales de muchos países, los funcionarios públicos tienen como parte de sus atribuciones, tomar decisiones que de alguna manera pueden beneficiarlos directamente.

Estos beneficios que ostentan los empleados públicos, usualmente, están relacionados con obtener más cuotas de poder o personalismo en las actuaciones gubernamentales.Y para lograr estas prebendas, una de las estrategias más utilizadas es colocar personas allegadas en puestos claves, donde a través de ellos, se tenga mayor influencia.

El nepotismo es ese favoritismo que demuestran algunos funcionarios públicos, al ingresar o influir en el ingreso de familiares, amigos y asociados en cargos de la administración pública.

Estas personas cercanas pueden o no contar con la calificación o los méritos necesarios para ejercer el cargo público.

Y es así como, el ubicar personas allegadas en lugares dentro del gobierno, se convierte en una vía rápida para aumentar la ineficiencia y la corrupción gubernamental.

Lo que valoran estos empleados públicos, para ingresar a familiares y asociados en la administración pública es su lealtad o las alianzas previamente hechas. Este favoritismo es contrario a la Declaración Universal de los Derechos Humanos porque vulnera el principio básico de la igualdad de oportunidades.

La pregunta entonces es: ¿Cuántas personas con méritos quedan excluidas en una selección de personal por no tener contactos en el sector público?

Por ello, el nepotismo es visto como algo negativo y es considerado como un acto de corrupción, pues se utiliza un cargo gubernamental para beneficio personal. Dejando de lado, a todos los ciudadanos que reúnen los requisitos necesarios para el desempeño adecuado de los cargos del gobierno y, que no tienen preferencia alguna por una persona específica.

Nepotismo

En los países donde la meritocracia es la que establece la forma de obtener un cargo público, se rechaza ese favoritismo hacia familiares y amigos, al momento de seleccionar candidatos.

Hay países latinoamericanos con una larga tradición de un nepotismo, que nació durante la conquista española, pues el favoritismo era parte del sistema colonial. Y ahora, esas conductas forman parte de la cultura política de los países latinoamericanos, donde los políticos no ven mal que sus familiares se aprovechen de su posición.

Ejemplos de Nepotismo

Algunos de los ejemplos de nepotismo más comunes dentro de los gobiernos alrededor del mundo, son los que cometen los empleados públicos al:

  • Colocar a sus familiares y amigos en cualquier lugar dentro del Gobierno.
  • Ubicar a sus familiares y allegados en cargos de confianza dentro del Gobierno, que usualmente son de libre nombramiento y/o remoción.
  • Otorgar contratos a empresas de familiares, amigos o asociados.
  • Proveer información privilegiada a personas allegadas para negociar con entes gubernamentales.
  • Reservar cupos en universidades u otras instituciones educativas públicas para hijos, sobrinos, primos y/o nietos.
Ejemplos

Funcionarios públicos nepotistas

Los funcionarios públicos nepotistas se escudan detrás de:

  • Una falta de transparencia a la hora de realizar las gestiones del cargo que desempeñan, es decir, que sus acciones muestran una gran opacidad, para parecer lo que no son.
  • La impunidad que les otorga tener conocidos en puestos claves, quienes colaboran entre sí, para salir libres de cualquier acusación.
  • La discrecionalidad que permiten muchas leyes, al momento de juzgar casos de corrupción sustentados en el favoritismo.
  • Una débil y poco sustentada rendición de cuentas, realizada con la venia de quienes los apoyan.

¿Luchar contra el Nepotismo?

Debido a los beneficios políticos que otorga a las elites sociales dominantes, en casi ninguno de los países donde existe, se combate el nepotismo.

Luchar contra el Nepotismo

Y es que este aprovechamiento que hacen los funcionarios públicos de su condición, se traduce en mayor poder y personalismo. Por ello, no hemos visto, en casi ningún país, que alguien luche seriamente contra el nepotismo, ya sea un partido político, un sindicato o una institución gubernamental.

A los grupos que están en el poder político o económico, les interesa mantener su statu quo, por eso es que propician que exista el nepotismo en los gobiernos. Lo que muchas personas aún no tienen claro, es que el favoritismo es enemigo de la equidad y es un caldo de cultivo para la corrupción.

Entonces no podemos sentirnos a gusto, en una sociedad donde unos tienen un trato especial, y privilegios que no se han ganado por mérito propio.

El nepotismo no es una muestra de solidaridad, es un delito y ¡Por ello, es importante denunciarlo! Básicamente, porque es una manera utilizada por políticos y funcionarios para intercambiar favores, comprar votos, lealtades y voluntades. Lo que les permite perpetuarse en el poder, solo con el fin de seguir disfrutando de privilegios que vulneran los derechos humanos fundamentales de otros ciudadanos. Y todos, deberíamos tener la oportunidad de competir de una forma justa y en buena lid, por un cargo público.

Cada persona debe ser electa por sus cualidades, conocimientos y meritos propios, sin ser beneficiado por las conexiones o contactos que tenga en el gobierno.

Para luchar contra el nepotismo, existe Transparencia Internacional, una organización no gubernamental (ONG), sin fines de lucro, que promueve medidas contra los crímenes corporativos y  la corrupción política a nivel internacional. Esta ONG existe desde 1993, dedicándose a propiciar la creación de procedimientos, condiciones y factores que prevengan y disminuyan la corrupción en el ámbito mundial.

Transparencia Internacional funciona en más de 70 países y tiene más de 100 oficinas en el mundo, para luchar contra el nepotismo y cualquier otra forma de corrupción. Desde 1995, esta organización publica el índice de percepción de la corrupción, el cual mide de cero a cien puntos, el nivel de corrupción del sector público de cada país.

Según Transparencia Internacional, la corrupción es definida como el abuso de poder e influencia, al hacer uso de los recursos financieros y humanos para el beneficio personal.

Según el índice de percepción de la corrupción de 2018, los primeros seis países menos corruptos fueron: Dinamarca (88), seguido de Nueva Zelanda (87), Finlandia, Suecia, Singapur y Suiza (85).

El puesto 12 lo obtuvo el Reino Unido (80) y el puesto 22 lo ocupó Estados Unidos (71), mientras que el puesto 42 lo obtuvo España (58).

Este índice de percepción de la corrupción, nos muestra que, aún en la actualidad, el nepotismo es una práctica política que debemos superar en todas partes del mundo.