Cómo hacer compost en casa

Cómo hacer compost en casa

El compost, composta o humus es materia orgánica, un abono natural de gran calidad, alternativa natural a los fertilizantes químicos, que favorece el crecimiento y rendimiento de cosechas, a la vez que protege el suelo donde es depositado. Por ello, muchas personas quieren saber cómo hacer compost en casa.

Si bien es cierto, el compost ha existido desde siempre, ya que realmente es la descomposición de plantas verdes sobre el suelo, se considera a Sir Albert Howard como quien primero experimentó con ello, antes de la primera guerra mundial y conformó la primera mezcla con otros componentes.

Compost

Esta sustancia, que puede obtenerse de manera artificial provocando la descomposición de residuos de plantas y animales, se usa en la agricultura y la jardinería como abono para el suelo. Otros usos incluyen el control de la erosión, el recubrimiento y recuperación de suelos y hasta el paisajismo.

Antecedentes

Entre la década de los años 60 y 80, con las mejoras en los sistemas de salud, la alfabetización, los avances tecnológicos y los cambios en las técnicas agrícolas, se redujo la mortalidad y se alargó la esperanza de vida.

De estos años es la llamada revolución verde, que introdujo gran cantidad de fertilizantes sintéticos y plaguicidas para aumentar el rendimiento de las cosechas.

Antecedentes

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que de mantenerse el crecimiento poblacional actual, para 2050 habremos alcanzado la cifra de 9.600 millones de personas en el planeta. Y las alarmas se encienden ya que, según la situación actual de los recursos naturales y la producción agropecuaria, haría falta triplicarlos para mantener el sistema de vida actual.

El cambio que trajo la revolución verde en el sistema tradicional agrícola resultó en un incremento de cosechas y un aumento de su rendimiento. El problema surgió a corto plazo al evidenciarse una mala selección de tierras y recursos, a la vez que se ignoraron los efectos en el medio ambiente, lo que afectó los suelos, la calidad y cantidad del agua y la atmósfera.

Una nueva ola de esta revolución busca cambiar el modelo a uno de sostenibilidad que incluya todo tipo de suelos y zonas. Es aquí donde el regreso a sistemas orgánicos que mejoren el suelo, como el uso del compost, tiene cabida.

Elementos básicos del compost

A nivel general, se estima que un compost de buena calidad debe tener cuatro componentes:

  • Grupo de elementos marrones o secos: aquí tienen cabida productos de la naturaleza como hojas secas, pedazos de madera, aserrín, ramas, paja, heno seco y estiércol de animales de corral; pueden también añadirse periódico triturado y servilletas usadas.
  • Grupo de elementos verdes o húmedos: en esta mezcla es importante contar con residuos vegetales de cualquier tipo, hierba, hojas frescas, flores viejas y restos orgánicos, como cáscaras y piel de frutas y verduras, huesos de frutas, etc. También puedes añadir bolsas usadas de té y posos del café.
  • Tierra: en cantidad equiparada a la suma de los grupos marrones y verdes, ya que ayudará a dar volumen y cuerpo a la mezcla.
  • Agua: debe ayudar a formar una mezcla homogénea con el resto de los elementos.
Elementos basicos del compost

Materiales que NO se deben utilizar

  • Material impreso a color.
  • Filtros de cigarrillos.
  • Cenizas de carbón.
  • Pescado y carnes.
  • Pañales no reciclables.
  • Derivados de la leche.
  • Productos que contengan grasas y levaduras.
  • Tejidos sintéticos.
  • Heces de gatos y perros.
  • Yemas de huevo.
  • Aceites.
  • Desechos sacados de la aspiradora o barridos con la escoba.

La cantidad de elementos verdes y marrones debe ser igual, antes de mezclarlo con la tierra y el agua.

Cómo hacer compost en casa

En el caso de contar con un jardín en casa, se puede comenzar abriendo un hoyo o apilando un montón de tierra. Si vives en un departamento, puedes comenzar con una bolsa o bote de la basura o con una caja de madera o guacal.

Como hacer compost en casa

Preparar el recipiente o lugar:

En el jardín: debes escoger un lugar con sombra, con acceso a agua. Abre un hoyo del tamaño de la cantidad de compost que quieras hacer.

En casa: coloca un bote de basura pequeño, y agujerea el bote en la parte inferior y los lados. Coloca ese bote dentro de otro de mayor tamaño. Entre uno y otro coloca una piedra o un ladrillo y rellena ese espacio con ramas o pedazos de madera. Asegúrate de cubrir el bote para mantenerlo caliente.

Prepara el compost:

Llena la primera capa, la inferior, con ramas que permitan la ventilación. Si cuentas con estiércol es aquí donde debes añadirlo.

Coloca una capa de elementos marrones y una de tierra, o una de elementos verdes y una de tierra y altérnalas. Esta mezcla debe permanecer húmeda, así que será necesario revolverla cada una o dos semanas.

Sobre la última capa, que deberá ser de tierra, coloca una manta, lona o tapa para que se mantenga caliente y húmeda.

Puedes hacer un solo lote, con lo cual sólo revisas el nivel de humedad y revuelves; si quieres mantenerlo activo, diariamente añades los residuos orgánicos y estás pendiente de las capas inferiores para saber si están listas.

Posibles problemas y soluciones:

  • Hormigas: agrega agua a la mezcla.
  • Moscas, mosquitos o gusanos: asegúrate de enterrar bien los restos frescos de comida.
  • Malos olores: revisa el listado de lo que no puedes añadir; puede que se te haya escapado alguno. Retíralo de inmediato y añade elementos secos.

Usar el compost: para saber si está listo, toma un puñado. Si el color es obscuro y no notas restos si no, quizá, algunas ramas, lo estará. El proceso puede tardar de 3 a 6 meses, dependiendo de la temperatura exterior. Agrega lombrices de tierra al lugar donde vayas a añadirlo como abono; ayudarán a oxigenar la mezcla.

Almacenamiento: puedes guardar el compost que no vayas a usar de inmediato en bolsas cerradas herméticamente.

Frecuencia de uso: una vez al año.

Beneficios

  • Incrementa la fertilidad de la tierra.
  • Ofrece una solución práctica y de fácil manejo al manejo de residuos orgánicos domésticos.
  • Sirve de alimento a las plantas.
  • Reduce la erosión, sequía y contaminación de la tierra y mejora su estructura.
  • Promueve el reciclaje en casa.
  • Reduce la pérdida de agua por evaporación de las plantas.
  • Optimiza la producción de cultivos.

Las opciones para hacer compost en casa son diversas. Lo más importante es seguir las indicaciones, y tener mucha paciencia para ver los resultados.

Beneficios

También te puede interesar leer este artículo sobre cómo deben tratarse los residuos textiles.