¿Qué es un cheque certificado o conformado?

Cheque certificado

Aunque en el mundo moderno las operaciones bancarias son lo más común, algunos instrumentos financieros permanecen vigentes dada su utilidad práctica en una gran variedad de casos dentro de las relaciones comerciales. Esto es lo que ocurre con los cheques, de los cuales encontramos diferentes tipos.

Hoy analizaremos qué es un cheque certificado o conformado, cuáles son sus características, ventajas y desventajas.

¿Qué es un cheque certificado?

Se define de esta forma a cualquier orden de pago cuyos fondos se encuentran certificados por la institución bancaria. Es decir, se trata de un cheque común, pero con la diferencia que el banco certifica que la cuenta emisora tiene la existencia de fondos suficientes para pagarlo al momento de realizar la emisión del mismo.

En este caso, la institución financiera asume ciertas responsabilidades ante el beneficiario y le garantiza que el dinero se encuentra disponible en la cuenta para su cobro, usualmente dentro de un lapso determinado de tiempo.

La institución se hace responsable de la existencia de los fondos al momento de la emisión y hasta una fecha límite, pero no asume responsabilidad por la efectividad del pago, algo que se debe tener muy en claro cuando aceptamos esta clase de documento.

Cheque conformado

¿Cuáles son las características de este documento?

En general, y siendo un cheque común, debe incluir la denominación del banco emisor, el monto del giro, nombre de la persona o empresa a quien se dirige el cheque conformado y la firma del responsable ante la institución financiera. Además, se incluye el sello y firma del banco, que da lugar a la certificación legal de los fondos al momento de la emisión del mismo.

Desde ese momento, el banco se hace responsable de la existencia del monto hasta que caduque el plazo de presentación, momento en el cual el banco queda exonerado de cualquier responsabilidad jurídica o penal de cancelar el monto adeudado en el documento.

Es decir, se trata de un documento con fecha de caducidad. En España, los cheques certificados deben cobrarse en un plazo máximo de 15 días después de su emisión y si fue realizado en el extranjero, pero dentro de Europa, el plazo es de 20 días y hasta 60 días si el mismo se conformó fuera de la Unión Europea.

Te puede resultar interesante: ¿Cuándo prescribe una deuda en España?

Ventajas y desventajas del cheque certificado  instrumento de pago

La ventaja principal de este documento es la certificación de que el emisor tiene realmente el dinero suficiente para cubrir el pago, haciendo factible su cobro. Así, se hace posible la realización de operaciones donde se movilizan cantidades importantes de dinero, generando una relación de confianza entre ambas partes.

Como desventaja, tenemos el hecho de que el cheque tiene una fecha de caducidad, por tanto no hay responsabilidad ninguna por parte del banco, si el beneficiario no ejecuta la acción de cobro dentro del plazo establecido por ley, sin importar la causa de esto ni los inconvenientes que se generen a raíz de ello.