La moda de usar ropa de segunda mano

La moda de usar ropa de segunda

La compra de ropa usada, así como de zapatos y complementos usados, siempre ha tenido adeptos, pero recientemente esta práctica ha venido incrementándose hasta hacerse una verdadera tendencia.

No se trata únicamente de personas con limitaciones económicas las que se acercan a esta forma de compra; cada vez mas gente aprecia las bondades de consumir un bien de segunda mano.

Entre los grupos etarios que han sido clientes tradicionales de este segmento de la confección, se encuentran los estudiantes. Ellos se caracterizan por el reto y la rebeldía, que los lleva a romper esquemas masivos de consumo por temporada. Así, la compra de artículos usados contribuye a reforzar y posicionar los valores de libertad que buscan.

Ropa de segunda mano

Por otra parte, entre la nueva clientela que ha encontrado este mercado de bienes, es de hacer notar a las celebridades. Cada vez mas personas socialmente influyentes, de diversa forma muestran en los medios que están optando por incluir en sus atuendos piezas adquiridas de segunda mano.

Ahora bien, una vez roto el prejuicio inicial, ¿qué es lo que atrae a cada vez mayor número de consumidores a que esta práctica se vaya haciendo mas y mas popular?

Razones económicas

Efectivamente, el ahorro ha sido siempre la motivación principal de un cierto grupo de personas, para las cuales no es posible acceder a los bienes de consumo de primera mano por razones de presupuesto. Pero, además de un bolsillo de bajo presupuesto, ¿qué otras razones específicas, están llevando a las personas hacia el mercado alternativo de la ropa de segunda mano?

Razones para comprar ropa de segunda mano

Acceso a buenas marcas a precios accesibles

La ropa de marca y de diseñadores se caracteriza por su alto costo, mas este hecho no tiene que estar necesariamente reñido con el acceso a ella por causa de presupuestos recortados. Existen tiendas especializadas que compran ropa usada de grandes diseñadores y marcas exclusivas, poniéndola luego a la disposición del público a precios de oportunidad.

En ocasiones, la ropa de diseñadores exclusivos no es vendida, sino que se establece un mercado de alquiler. Vestidos de fiesta y de novia, tocados, sombreros, bolsos y accesorios diversos para engalanar grandes ocasiones, se encuentran en alquiler a la disposición del cliente.

Crisis económica

Mientras algunos países incrementan su economía interna, brindando mejores oportunidades de consumo a su población, otros, por el contrario, ven mermada su capacidad adquisitiva por una crisis económica. Esta realidad no deja de abrir ventanas a la oportunidad de emprendimiento, y ha hecho que surja un mercado renovado de oferta y demanda con respecto al modelo tradicional.

Razones economicas

Restricción de acceso a las fuentes de la industria de la confección

Mención particular puede hacerse de aquellos países en extrema crisis económica, donde no es rentable confeccionar, ni importar confección nueva. En estos casos, el mercado de la ropa de segunda se impone como una moda llevada por la necesidad.

Razones de conciencia y gustos

No siempre es el bolsillo el que rige las decisiones de consumo que tomamos. En ocasiones, hay otras razones de peso en nuestros gustos y valores de conciencia que determinan la forma en que compramos. El cambio de paradigma hacia un consumo global eficiente en el uso de los recursos ha favorecido el auge de estos nuevos modelos de comercio de reciclaje. Esto ha inducido, en años recientes, al desarrollo de un ciclo de valoración-apreciación algo más generalizado por los productos de segunda mano.

Razones de conciencia y gustos

Atracción por lo verdaderamente vintage

El gusto por lo antiguo siempre ha tenido sus adeptos. Es la razón de existir de las tradicionales tiendas de anticuarios y ventas de rastrillo, que ya desde hace varios años se han transformado en tendencia de moda, poniendo en boca de todos la palabra vintage.

Gusto por lo auténticamente original o exclusivo

El mercado moderno de la moda está marcado por la tendencia de temporada y por la globalización. A estas dos características del comercio se enfrenta el deseo de originalidad contra la masificación de los productos. Por ello, la posibilidad de comprar ropa de segunda mano resulta una salida viable y creativa hacia la realización de la imagen personal.

Ecologismo y conciencia ambiental

La presión por los efectos del cambio climático, la nueva conciencia ambiental y el movimiento ecologista globalizado, influyen cada vez más en el desarrollo a nivel mundial.

Usar ropa de segunada mano por ecologismo y conciencia ambiental

Como parte del concepto de responsabilidad social, la moda de ropa de segunda está desarrollando un nicho de mercado inexplorado de forma masiva con anterioridad.

Sostenibilidad

Es uno de los conceptos clave de la economía del nuevo milenio, necesario tenerlo en cuenta en los planes de desarrollo comercial e industrial. En este sentido, las razones que apoyan a la economía sostenible han contribuido al auge y posicionamiento de la reventa de ropa usada.

El mercado de segunda mano

La moda de usar ropa de segunda se ha extendido de tal modo en los últimos años, que es posible acceder a ella de muy diversas formas. Las dos principales son, la compra en tiendas de calle y centros comerciales, o las compras en línea, vía internet.

Mercado de segunda mano

Este nuevo ciclo de valoración de los productos en una forma comercial novedosa, muestra estrategias interesantes para colocar en el mercado la ropa, calzado y accesorios dándoles esa segunda oportunidad de uso. La tendencia actual en este comercio se decanta concretamente por:

El mercado tradicional de paseo a pie

  • La clásica y no olvidada compra en mercadillos y ferias.
  • El regreso de la moda de compra en tiendas de calle dentro de la ciudad, en detrimento de la visita a centros comerciales.

La compra en línea vía internet

  • Catálogo en tiendas especializadas on line.
  • La oferta privada de mercancía en portales de venta libre.