¿Qué es un lobby empresarial y cómo actúa?

Lobby empresarial

Un lobby empresarial es un conjunto de personas que trabajan para ejercer presión sobre las decisiones políticas y de administración pública de una nación. Estos grupos son financiados por empresas usualmente trasnacionales, que buscan legislaciones más favorables para su ejercicio económico dentro de dicho país o para favorecer a grupos concretos de la sociedad.

Usualmente, la palabra “lobby” se toma como un término despectivo y muchas veces se considera como una práctica que debe ser erradicada o que tiene un carácter ilícito. Sin embargo, en la Unión Europea, los grupos de presión se encuentran regulados a través de un registro público establecido en 2008, en busca de incrementar la transparencia de su funcionamiento.

Pese al mal concepto que se tiene de ellos, algunos grupos de presión suelen ser inofensivos  y estar relacionados con asuntos beneficiosos para nuestra vida diaria (turismo, servicios bancarios, consumidores, anti-tabacaleras, incluso la iglesia católica y los sindicatos son considerados grupos de presión por su forma de organización y funcionamiento).

¿Qué es un lobby empresarial?

Se trata de un grupo de personas agrupadas y que trabajan en conjunto con la finalidad de dirigir determinadas decisiones de alguna institución de la administración pública, haciéndolas favorables para los intereses que representa el grupo.

Que es un lobby

El reunirse para ejercer presión sobre las decisiones de algún político o institución, es considerado por muchos como una  actividad ilegal, pero lejos de eso, ha sido una manera importante para que muchos políticos conozcan los efectos inmediatos de sus decisiones y se acerquen a entender las necesidades o inconformidades de un sector en función a determinada decisión.

Por esta razón y para eliminar un poco el estigma negativo que pesa sobre ellos, la UE ha regulado su funcionamiento, estableciendo un registro que invita a la transparencia. En España funcionan casi mil lobbies, y uno de ellos es la iglesia católica. Debido a este registro, los eurodiputados se  encuentran en obligación de informar sus reuniones con estos grupos.

¿Cómo actúa?

Casi el 100% de las leyes aprobadas recibe la influencia de los lobbies, no solo en temas económicos y empresariales, sino en diferentes aspectos de la vida en sociedad.

El trabajo de un lobbista es fundamentalmente las relaciones públicas. Utilizan diferentes técnicas para influir en las decisiones de los legisladores, a favor de los intereses del grupo que representan. Ellos saben cómo dirigirse a los políticos y ganar favores de los miembros de sus equipos, además de estar familiarizados con el proceso legislativo de la nación.

Sus intereses se presentan como de interés general, involucrándose en reuniones con legisladores para hacerles llegar propuestas, investigaciones, hacer que comprendan diferentes problemas y efectos negativos que puede causar determinada ley en discusión.

Así, logran acuerdos que pueden resultar mucho más beneficiosos para todas las partes involucradas, sin menospreciar la importancia del estado. En general, casi todo el marco legal de las naciones ha estado sujeto históricamente a las presiones de lobbies.

También te puede interesar leer este artículo sobre los países mayores productores de petróleo.

Además, te puede resultar interesante ver este documental sobre los lobbies: