Diferencias entre migrantes, refugiados y desplazados

Diferencias entre migrantes, refugiados y desplazados

Migrantes, refugiados y desplazados son palabras que oímos con frecuencia en los medios de comunicación y redes sociales. Los movimientos de grupos humanos de un lugar a otro son noticia en casi todo el mundo. Las crisis migratorias están teniendo enorme impacto en lo social, económico, político en diversas regiones del planeta.

¿Cuáles son las diferencias entre un migrante, un refugiado y una persona desplazada?

Para la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) usar de forma correcta los términos es importante. Es relevante no solo para informar de manera precisa, dejar clara la diferencia también contribuye a no perjudicar a estas poblaciones ante los gobiernos. Confundir a unos con otros podría tener consecuencias en la vida y seguridad especialmente de los refugiados y desplazados.

Migrantes refugiados y desplazados

La razón es que el tratamiento es distinto. Cada país tiene sus propias leyes y procedimientos en materia de inmigración, y son estas las que aplica a los migrantes.  En cambio, para los refugiados los países aplican normas de asilo y protección. Estas normas están contempladas tanto en la legislación de cada nación, como en el derecho internacional. Significa que los países tienen compromisos en el resguardo de los refugiados.

Para los desplazados aplican las leyes nacionales del país de origen de la persona desplazada. Asimismo, los asiste el derecho internacional de derechos humanos, además del derecho internacional humanitario que se aplica en casos de guerra.

Características de migrantes, refugiados y desplazados

Migrantes

Para la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los migrantes son las personas que se mueven de sus países de origen por “conveniencia personal”. Esta acción, de acuerdo con el organismo, es el resultado de una decisión tomada de forma libre.

Migrantes

De acuerdo con la definición de la Acnur, los migrantes se caracterizan por lo siguiente:

  • Dejan sus hogares para mejorar sus condiciones de vida, encontrar mejores oportunidades laborales o de estudio, o para reunirse con familiares.
  • Sobre ellos no pesa una amenaza directa de persecución o muerte.
  • Continúan recibiendo la protección de su gobierno.
  • A diferencia de los refugiados, no pueden solicitar asilo.

Los migrantes, según la OIM, son documentados e indocumentados. Quienes cuentan con “papeles” emigran con un contrato laboral, o se acogen al derecho de reunión con sus familiares.

Los migrantes indocumentados ingresan a otro país de manera ilegal, por vías irregulares, o permaneciendo en ese territorio después de vencido el plazo legal de estadía. Un refugiado puede convertirse en un migrante ilegal cuando al terminar su asilo, no abandona el país de acogida.

Refugiados

Los refugiados, según la Acnur, son las “personas que huyen para salvar sus vidas o preservar su libertad”. Se caracterizan por:

Refugiados
  • Huir de conflictos armados, violencia o persecuciones por razones de raza, religión, sexo, opinión política, pertenencia a algún grupo social o nacionalidad.
  • Vivir una situación tan peligrosa e intolerable que se ven forzados a buscar seguridad cruzando una frontera internacional en búsqueda de protección. El objetivo de su desplazamiento a países cercanos es ser declarados como refugiados.
  • No poder regresar a casa porque es demasiado peligroso. No cuentan ni pueden solicitar la protección de su país.
  • Tener derecho a pedir asilo siempre y cuando demuestren que están huyendo de un conflicto o que están siendo perseguidos.

Cuando se producen huidas masivas de países en guerra, a los migrantes se les considera refugiados “a primera vista”. Es un estatus de protección que se da mientras se realiza y analiza la petición de asilo. Se estima que cada año cerca de un millón de personas solicita asilo.

Desplazados

Los desplazados son definidos por la Acnur como las personas que abandonan sus hogares por las mismas razones que los refugiados, guerras y persecuciones. La diferencia es que los desplazados no atraviesan las fronteras de su país de origen. Sus desplazamientos son internos, hacia zonas más seguras dentro de la misma nación. Permanecen bajo la protección de su gobierno, aun cuando sea el mismo gobierno el causante de su huida. Esto quiere decir que conservan sus derechos ciudadanos.

Desplazados

Las personas afectadas por desastres naturales que han tenido que moverse de sus lugares habituales de residencia, también son consideradas desplazados internos.

Refugiados en aumento

La Acnur reveló en 2018 que existían en todo el mundo 68,5 millones de personas que habían dejado sus hogares de forma forzosa. Del total, 40 millones eran personas desplazadas internas, 25,4 millones eran personas refugiadas, y 3,1 millones eran solicitantes de asilo.

El 85% de los desplazados estaba en los países en desarrollo, y 57% de los refugiados del mundo provenía de Siria, Afganistán y Sudán del Sur. Entre los desplazados había 10 millones de personas apátridas. A ellas se les negó la nacionalidad y el acceso a derechos básicos como educación, salud, empleo y libertad de movimiento.

Refugiados en aumento

La cifra de refugiados dada a conocer el año pasado ha sido la más alta que se ha registrado. Esto se debe principalmente a que persisten conflictos armados sin resolución, a la violencia, el terrorismo y la hambruna.

En cambio, el número de desplazados internos descendió por tercer año consecutivo. Colombia se mantuvo al frente de la lista de países con más personas desplazadas, con 7,7 millones. Le siguieron Siria, República Democrática del Congo e Irak.

En cuanto a los migrantes, según cálculos de las Naciones Unidas, en 2017 sumaban 258 millones de personas. El mayor flujo migratorio se produce de sur a norte. De los países del sur del planeta proviene hoy en día la mayor población de migrantes.

Organismos internacionales prevén que los migrantes como consecuencia del cambio climático aumentarán en los próximos años. La escasez de recursos por razones ambientales en países vulnerables en lo económico, político e institucional, podría crear condiciones para migraciones a gran escala. Según la Acnur, podrían ser entre 250 y 1.000 millones de seres humanos los que migren debido al cambio climático. Es una gran preocupación a nivel global, por eso organismos como la OIM han financiado proyectos que den respuesta a la migración climática.