Biografía de Roza Otunbáyeva

Biografía de Roza Otunbáyeva

Roza Otunbáyeva es una profesora de Filosofía, política y diplomática kirguisa, que nació el 23 de agosto de 1950, en Osh, República Socialista Soviética de Kirguistán, Unión Soviética.

Su nombre completo es Roza Isákovna Otunbáyeva y es oriunda de Kirguistán, país también conocido como Kirguizistán o Kirguisia​ y oficialmente, como República Kirguisa.

Roza Isákovna es hija de un magistrado del Tribunal Supremo de la República Socialista Soviética Kirguisa (RSSK). Está divorciada y tiene dos hijos.

Roza estudió primero, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Estatal de Moscú y después, de 1972 a 1975, cursó estudios de postgrado recibiendo el título de “Candidata en Ciencias”. Este título sólo es concedido por investigaciones originales que se convierten en una contribución notable en un campo de estudio y es equivalente a un PhD.

Al regresar a Kirguistán, comenzó a dar clases en el Departamento de Filosofía de la Universidad Nacional de Kirguistán, donde estuvo encargada por seis años de ese departamento. En 1981 comienza la carrera política de Roza Otunbáyeva cuando pasa a formar parte del Partido Comunista de Kirguistán, rama local del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Roza tendría un gran futuro en la política de su país, desempeñando una serie de cargos que incluyen la presidencia de la república.

Carrera política de Roza Otunbáyeva

Roza Otunbáyeva comenzó su participación política a nivel municipal, hasta que en 1986 pasó a desempeñar cargos más importantes, como Vicepresidenta del Consejo de Ministros y Ministra de Asuntos Exteriores.

Durante la presidencia de Askar Akáyev fue Ministra de Relaciones Exteriores de Kirguistán, del 26 de febrero al 10 de octubre de 1992. A partir de julio de 1997 estuvo al frente de la Embajada kirguisa en el Reino Unido y de 2002 a 2004, estuvo en una misión especial de la ONU en Georgia, como jefa adjunta.

Roza Otunbayeva

El 13 de diciembre de 2004 anunció la creación del movimiento Ata-Jurt (Patria), partido con el que se inscribiría en 2005 como candidata a un puesto uninominal en el parlamento. Las autoridades electorales vetaron su participación por haber vivido fuera del país durante los últimos cinco años, por su trabajo en la ONU, lo que contravenía la normativa electoral.

Para ella, el motivo de su exclusión era distinto, dado que la hija mayor del presidente, Bermet Akáyeva, se estaba lanzando por el mismo distrito.

Por lo que, Otunbáyeva promovió dentro de su partido, manifestaciones basadas en que la oposición no iba a permitir a nadie “construir una monarquía dinástica en nuestra civilizada república“.

Muchos votantes opositores fueron a la calle a denunciar fraude en el escrutinio de los votos, que decían adjudicaba los puestos en el parlamento a los candidatos pro gobierno.

El 10 de marzo de 2005, antes de la segunda vuelta, se exigió anular la primera vuelta, así como la realización de unas nuevas elecciones legislativas en seis meses.Los opositores también solicitaron la renuncia del Presidente Bermet Akáyeva y el adelanto de las elecciones presidenciales para julio de ese mismo año.

Luego de realizada la segunda vuelta electoral, el 13 de marzo, la que fue catalogada por la oposición como fraudulenta, el país se encendió en protestas.

Originando la llamada “Revolución de los Tulipanes”,  la cual fue denominada así, por el carácter multicolor de las protestas pacíficas, aunque predominaban el amarillo y el rosa.

Roza Otunbáyeva tuvo una actuación protagónica en la “Revolución de los Tulipanes”, la que sirvió para expulsar al presidente Akáyeva del poder, el 24 de ese mismo mes.

Durante el gobierno interino del primer ministro Kurmanbek Bakíyev, Otunbáyeva fue Ministra de Asuntos Exteriores por unos meses, mientras se regularizaba el nuevo gobierno. En noviembre de 2006, Otunbáyeva fue una figura clave en las protestas que pedían una nueva constitución para Kirguistán.

Tras las elecciones legislativas del 16 de diciembre de 2007, Otunbáyeva fue elegida para el parlamento de Kirguistán como candidata del Partido Socialdemócrata.

Otunbayeva con Obama
Otunbayeva con Obama

Al iniciar el 2010, el descontento del pueblo kirguiso estalló en una revuelta que rápidamente se fue extendiendo por todo el país, generando destrucción y muerte.

El 7 de abril esta situación llegó a su cúspide en la capital de Kirguistán, donde los manifestantes y las tropas se enfrentaron generando una gran cantidad de víctimas.

En la tarde de ese mismo día, la oposición anunció el nombramiento de Roza Otunbáyeva como jefa del Gobierno Provisional ante la caída del gobierno de Kurmanbek Bakíyev.

La carrera política de Roza Otunbáyeva la había llevado a ser Presidenta de la República Kirguisa desde el 7 de abril de 2010, cargo que ejercería hasta el 1 de diciembre de 2011.

Roza Otunbáyeva entregaría el poder, ese día, al socialdemócrata Almazbek Atambayev, quien fue elegido en las elecciones presidenciales de septiembre de 2011.

Premios otorgados a Roza Otunbáyeva

A partir de 2011, cuando Roza Otunbáyeva dejó la Presidencia de la República Kirguisa, comenzó una Fundación llamada “Iniciativa Roza Otunbáyeva“. Esta Fundación tiene como objeto implementar programas y proyectos que contribuyan al desarrollo social, político y económico de la República Kirguisa.

Premios otorgados a Roza

A partir de ese momento, Roza Otunbáyeva comenzó a recibir una serie de premios y distinciones, entre los que destacan:

  • La Revista Glamour le otorgó el “Glamour Award The Chosen Ones” en la categoría: “Mujeres Jefes de Estado”, en 2010.
  • La publicación Newsweek Daily Beast incluyó a Otunbáyeva en la lista de las “150 Mujeres más influyentes del mundo” (Edición 2011).
  • Fue condecorada con la orden de “Comendador de la Legión de Honor Francesa”.
  • Recibió la “Estrella Polar“, que es la orden de caballería más importante de Mongolia.
  • El Presidente de Italia le otorgó el “Premio Minerva Medallion”, por su “alto rol institucional en Kirguistán y sus actividades internacionales de promoción de la democracia y la paz“.
  • El Departamento de Estado de Estados Unidos la reconoció con el “Premio Internacional de Mujeres con Coraje 2011”, que es concedido a aquellas mujeres que destacan por su liderazgo, coraje y voluntad de sacrificio en favor de los demás.
  • La Fundación Eurasia le confirió el “Premio Bill Maynes” por un liderazgo visionario durante la transición constitucional Kirguisa y por ser un ejemplo de una vida dedicada al servicio público, el 13 de diciembre de 2012.

Sin duda, es una de las mujeres que vale la pena destacar en la política actual.