Chai Ling: “Realmente amo a mi Patria”

Chai Ling: “Realmente amo a mi Patria”

Chai Ling es una activista nominada al Premio Nobel de la Paz. Cobró notoriedad como Wang Dan después de tener un rol protagónico en los sucesos enmarcados en el movimiento de la Plaza Tienanmen.

Este hecho histórico ocurrido entre el 15 de abril y el 4 de junio de 1989, es un capítulo polémico de la historia de la humanidad. La razón: para disolver la concentración en la que participaron varios sectores de la sociedad, el gobierno de China envió tanques e infantería. Como consecuencia, hubo numerosas bajas y heridos.

Chai Ling

Chai Ling nació el 15 de abril de 1966, en una provincia ubicada al noreste de China de nombre Shandong. Sus padres eran miembros del Partido Comunista y ella comenzó su militancia a temprana edad, uniéndose a la Liga de la Juventud Comunista Central. Esta coalición del partido, reconoció sus cualidades al nombrar estudiante modelo por sus calificaciones, carácter moral y buena salud.

Poco tiempo después Chai Ling que comenzó a someter a juicio las doctrinas políticas con las que había crecido. Ocurrió mientras estudiaba Psicología Infantil en la Universidad Normal de Beijing. En concordancia con sus nuevas convicciones, empezó a participar de manifestaciones en las que se exigía al gobierno cambios sustanciales.

La decisión de luchar

Para Chai Ling y sus compañeros de estudio era inaudita la censura al pueblo chino; la desigualdad que propiciaba el sistema imperante y la corrupción de los funcionarios del gobierno. Por eso alzaron su voz. No sin evaluar las posibles consecuencias que podría acarrearles.

La decision de luchar

En una entrevista concedida al diario Los Ángeles Times, la activista rememoró cuáles fueron sus reflexiones en ese momento histórico. Sabía que tenía dos opciones. Una era abandonar su país y dedicarse a realizar su trabajo de postgrado, en una nación como Estados Unidos, donde tendría un futuro seguro. La otra ruta era hacer valer sus preceptos y luchar activamente por un cambio, aunque eso significara una posible pena de prisión. Eligió arriesgarse: “realmente amo a mi patria”.

Su decisión originó una acción. En abril de 1989, un grupo de estudiantes entre los que se encontraba Chai Ling, organizaron una protesta demandando libertades al gobierno. El lugar de la concentración sería la Plaza Tiananmen de Pekin. Seguramente, no podían imaginar la magnitud de la respuesta gubernamental a sus peticiones.

La masacre de la Plaza Tiananmen

Más de un millón de manifestantes ocuparon la Plaza Tienanmen en abril de 1989. Hasta entonces, era la mayor movilización de China. Los manifestantes propiciaron un ambiente festivo enarbolando banderas y pancartas con sus peticiones. Chai Ling estuvo allí por varias semanas. Junto a otros manifestantes dirigió una huelga de hambre y otras acciones. Perseguía llamar la atención para que la comunidad internacional se pronunciara.

Para mantener viva la energía del movimiento estudiantil, el 12 de mayo pronunció un emotivo discurso. La emotividad de su alocución le valió su reconocimiento internacional y nombramiento como Comandante del Movimiento Estudiantil pro democrático. Por toda China se distribuyeron copias de sus palabras. De algún modo, esto coadyuvó con el incremento en el número de protestantes.

La masacre de la Plaza Tiananmen
Plaza Tiananmen en la actualidad

En horas de la noche del 3 de junio, se materializó la decisión de suprimir la protesta usando medios violentos. Policías antidisturbios, tropas del ejército y tanques llegaron a la plaza. Cortaron la electricidad y detonaron armas de fuego en contra de los manifestantes.

Todos los relatos sobre esa noche coinciden en ilustrar la muerte violenta de miles de protestantes. Veinticinco años después de los hechos, Chai Ling dijo: “Crecí rodeada del ejército. Los soldados eran mis tíos y tías. No podía creer que se hubieran convertido en monstruos que disparaban ametralladoras contra los estudiantes inocentes. Eso fue muy impactante”.

Escape y reaparición de Chai Ling

Chai Ling salvó su vida, pero el gobierno la incluyó la lista de 21 estudiantes más buscados. Tuvo que escapar junto a su esposo Feng Congde. Por diez meses lograron evitar su captura. En una entrevista concedida al New York Times, Chai Ling aseguró que no fueron atrapados gracias al apoyo de los ciudadanos chinos. Para ayudar a los disidentes, se organizaron y usaron sus propios recursos para evitar que fueran capturados y ejecutados.

Escape y reaparicion de Chai Ling

Gracias a esta colaboración espontánea, Chai Ling  se mantuvo en la clandestinidad hasta que pudo trasladarse a Francia. Allí encontró asilo político con su esposo y  permaneció 10 meses.

La manera en que comunicó que había logrado evadir a sus perseguidores fue a través de la difusión de una declaración grabada. Sus palabras fueron trasmitidas por una cadena televisiva de Hong Kong. En el video expresa: “Soy Chai Ling. Ya estoy a salvo”. También narró que en su camino hacia la libertad, casi perdió sus fuerzas. Entre lágrimas recordó igualmente a quienes sacrificaron sus vidas en la lucha por la democracia y la libertad.

Nominación al Premio Nobel de la Paz

 En 1990 Chai Ling se mudó a Estados Unidos  donde continuó sus estudios.  Concluyó una maestría en Administración de Empresas en la Harvard Business School. En 1998 fundó una organización sin fines de lucro cuyo objetivo central es apoyar a los líderes estudiantiles interesados en causas humanitarias.

Durante sus primeros años de estadía en ese país, realizó una gira por siete ciudades. La activista también participó de un mitin en conmemoración de los hechos de la Plaza Tienanmen, realizado frente al capitolio estadounidense. Durante su intervención en el evento, Chai Ling instó a quienes trabajan porque se instaure la democracia en China a seguir luchando por la consecución de su sueño.

En Norteamérica la activista se divorció y encontró en el cristianismo una nueva fe. En este contexto religioso, constituyó otra organización humanitaria y no lucrativa que lleva por nombre “All Girls Allowed”. La organización persigue poner coto a las políticas gubernamentales instituidas en China, que atentan contra el libre desarrollo de la mujer. Por ejemplo, el control del número de hijos que pueden ser procreados.

Por sus iniciativas, Chai Ling ha sido considerada en dos ocasiones para recibir el Premio Nobel de la Paz. La primera fue en 1989 y la segunda vez fue postulada en 2010.

Su nueva religión inspiró igualmente un libro que publicó en el año 2011, “A heart for freedom”.  Chai Ling asegura que reza por los líderes chinos.

A continuación puedes ver una entrevista (en inglés) a Chai Ling.