Todo sobre Blockchain: explicación y términos

Blockchain

La tecnología blockchain —“cadena de bloques” en español— fue descrita formalmente en 1998 por Wei Dai, un criptógrafo chino. Este primer concepto nació de la necesidad de crear un método de pago digital peer to peer, es decir, sin ningún tipo de intermediarios, y completamente seguro con el uso de la criptografía. Ahora bien, el trabajo de Dai no cobró gran importancia sino hasta el 2008, cuando la propuesta del Bitcoin se asomaba apenas por la puerta. 

Esta es la razón por la cual, a menudo, la palabra blockchain se asocia con el Bitcoin. En el 2009 —un año después de la aparición de esta nueva moneda digital basada en cadenas de bloques—, el Bitcoin comienza a operar y rápidamente gana importancia en el medio financiero. Esto ocurre especialmente en industrias que se mueven en espacios virtuales, como lo es, por ejemplo, el negocio del casino online dinero real.

¿Qué es el blockchain?

Desde que el Bitcoin y otras monedas digitales similares (Litecoin, Ethereum, Dogecoin) surgieron, ha habido una serie de acontecimientos que cambiaron para siempre el curso de la economía global. Hoy por hoy, para muchos, aún es difícil comprender el fenómeno por entero. 

No obstante, aunque parezca complicado, es más sencillo de lo que se cree. Simplemente hay que saber cuáles son los conceptos que rodean a la tecnología blockchain para poder comprender la idea final y cómo se mueve; es decir: su funcionamiento. 

Términos principales que componen el blockchain 

Bloques

En el blockchain, un bloque es el nombre que se le da a una transacción o a un grupo de ellas. Los bloques se crean cada vez que los usuarios deciden realizar una operación. Estos llevan la información de dicha operación encriptada y otra serie de datos, como: 

  • Información propia del mismo bloque;
  • Registro de todas las operaciones realizadas válidas que conforman al bloque;
  • Enlaces del bloque anterior y del siguiente bloque a través del hash.

Cadenas

Se le llama cadena a la estructura que sostiene y entrelaza a los bloques. Estas permiten que la información de cada bloque se comparta entre los nodos, evitando así la pérdida de datos. 

Nodos 

Al ser un sistema descentralizado, el blockchain se basa en el consenso de la comunidad para comprobar la veracidad de una transacción. Los nodos representan a cada una de esas personas dentro de una red blockchain

Hash

El hash es un código criptográfico único que cada bloque tiene al verificarse, un proceso que culmina cuando el bloque ha llegado a la máxima capacidad de transacciones —lo cual puede variar—. Se trata de un algoritmo indescifrable que no puede ser duplicado y es tan especial como una huella dactilar. 

Con el hash, los desarrolladores del blockchain pretenden proteger la información de un bloque que ya está listo para ser validado y ser incluido en la cadena a través de la criptominería. 

Criptominería

Se refiere al proceso en el cual se validan los bloques a través de un sistema de cálculos matemáticos de gran complejidad que realizan ordenadores. Por cada validación, los mineros obtienen un pequeño porcentaje de la transacción y el bloque finalmente se agrega a la cadena enlazándose inmediatamente con otros bloques, siendo, desde ese momento, inmodificable. 

Timestamp

Se puede hacer una transacción blockchain desde cualquier parte del mundo, por lo cual las zonas horarias pueden variar entre cada operación. El timestap —en español: marca de tiempo— es un importante dato que se almacena en cada bloque para representar el momento exacto en el que es minado, verificado y agregado a la cadena de bloques. 

Entendiendo el funcionamiento del blockchain 

La tecnología de blockchain funciona más sencillo de lo que parece. En realidad, este sistema es muy similar al que utilizan las entidades financieras tradicionales. Pero, la única diferencia es que, con el blockchain, se eliminan los intermediarios, las comisiones, existe mayor privacidad y, por si fuera poco, es mucho más rápido. Pero, ¿cómo funciona?

Blockchain: un registro permanente

Algunos han definido al blockchain como un gran libro contable, infinito, digital e inmutable. La cadena de bloques lo que hace es almacenar y distribuir información a través de toda la comunidad de la red, creando copias de seguridad en cada una de las cuentas. De esta manera se busca resguardar los datos de las transacciones para siempre. Esto quiere decir que, si algún bloque se perdiera, el bloque contrario o el siguiente tendría información al respecto.

Si bien en este sistema no existen intermediarios, todos los nodos —usuarios— participan. En el blockchain, la figura del banco se reemplaza por los nodos, cada dirección de cartera tiene una copia de todas las transacciones —bloques— que otros han realizado. Por lo tanto, si todos tienen la misma información significa que esta es cierta.

Cuando una persona desea hacer una transacción blockchain, se crea un bloque que es compartido a cierta cantidad de nodos aleatorios. Estos, una vez aprueban la validez de la transacción —confirmando que quien desea hacer la operación posee los activos suficientes—, son verificados y se suman a la cadena. En este punto ya la transacción está completa y el dinero se ha movido de un lugar a otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.