Los Mazatecos: ubicación, vestimenta, lengua y gastronomía

Los Mazatecos: ubicación, vestimenta, lengua y gastronomía

En una zona de complejo acceso cerca de las áreas montañosas en el extremo norte de Oaxaca reside uno de los 60 grupos étnicos de México, los mazatecos. Tomaron su nombre de su antigua capital llamada Maza-apatl o Mazatlán, fundada alrededor de d.C. 890. Para conocer un poco más sobre esta cultura, mediante esta publicación te detallaremos parte de su historia, origen de su dialecto, su gastronomía, especificaremos cómo es su vestimenta, su economía y mucho más.

Origen e Historia

Los orígenes y la historia de los mazatecos son poco conocidos, posiblemente sean descendientes de los Nonoalca-Chichimeca que emigraron de Tula a principios del siglo XII, asentándose en el altiplano en los pueblos de Teotitlán, Eloxochitlán, Mazatlán y Chinchotla.

Según otros estudiosos, los mazatecos ya habitaban la zona antes de la aparición de los nonoalca-chichimeca, quienes los sometieron alrededor del año 1170. Y no es hasta 1300 que los mazatecos obtienen su libertad, razón que les permite fundar dos reinos: uno en el altiplano u oriente y otro en las tierras bajas o en el oeste.

Antes de la llegada de los españoles, estos reinos fueron invadidos y subordinados por el Imperio Mexica (Azteca) entre 1455 y 1456, durante el mando de Montezuma. Luego de ello, se establecieron puestos militares en Teotitlán y Tuxtepec, con la finalidad de recaudar tributo a esta sociedad.

Pero para el año 1520, aparecen en territorio mazateco los primeros conquistadores españoles y es a partir de ese encuentro que se inicia la evangelización por parte de los franciscanos, quienes fundaron la primera iglesia en 1542 de Teotitlán. Posteriormente, los mazatecos activos fueron participes en dos grandes movimientos sociales en México durante los últimos dos siglos, la Guerra de Independencia y la Revolución de 1910.

Tiempo después, ya para el año 1954,  se inició un gigantesco proyecto de desarrollo a cargo de la Comisión Papaloapan (dependiente del gobierno federal). Esto provocó cambios trascendentales para los mazatecos, ya que en muchos espacios donde se ubicaban sus residencias y comunidad fueron demolidos para construir presas hidroeléctricas.

Los Mazatecos: ubicación, vestimenta, lengua y gastronomía

Estas construcciones ayudaron a controlar las grandes crecidas cíclicas del Río Papaloapan, proporcionando así la infraestructura básica para el desarrollo económico de la zona. Este esquema se centró en las tierras bajas y favoreció el desarrollo de la ganadería y la agricultura comercial para la exportación.

En esta extensión de tierra, se talaron grandes extensiones de selva, se impulsó el monocultivo de la caña de azúcar y los bancos privados apoyaron el desarrollo de pastos para el ganado. En el proceso, se rompió la unidad territorial y cultural de los mazatecos: aproximadamente 22.000 habitantes que residían la cuenca de la presa Miguel Alemán fueron trasladados y reasentados en cinco áreas de los estados de Oaxaca y Veracruz, a unos 250 kilómetros de su hábitat tradicional.

Ubicación

Hasta alrededor de la década de 1950, los mazatecos se concentraban en la parte norte del estado de Oaxaca. La obra de un sistema de presas sobre los efluentes del Río Papaloapan produjo el traslado de algunos mazatecos a lugares de Oaxaca y la parte sur del estado de Veracruz. El territorio mazateco consta de dos áreas que tienen entornos y culturas distintos:

  • En el altiplano o sierra las elevaciones varían de 1.800 a 3.200 metros y el clima cambia de templado a frío, por lo que es húmedo. Hay nubosidad casi todo el año y tiende a generarse muchas precipitaciones durante el verano, su vegetación natural está formada por bosques de pino, encino y madroño.
  • Las tierras bajas se encuentran tanto en zonas tropicales como templadas, a elevaciones desde el nivel del mar hasta los 1.800 metros, que esta irrigada por los cuatro efluentes del Río Papaloapan, Santo Domingo, Río Tonto, Qiuotepec y Usila

Esta zona de tierras bajas tiene una gran variedad de ecosistemas dentro de bosques húmedos de montaña-tropicales de 400 a 1700 metros sobre el nivel del mar, que contienen maderas como bálsamo (Myroxylon), primavera (Tabebuia) y guanacaste (Enterolobium).

Lengua

El dialecto que practican los Mazatecos está cercanamente relacionado con la rama lingüística de los olmeca-otomangue del chocho, el ixcateco y el popoloca, que en el presente cuenta con un poco más de 10 lenguas.

Economía

Los territorios fértiles donde se estableció esta cultura le permitieron obtener beneficios importantes mediante el desarrollo de la agricultura, además que la construcción de las presas produjo gran relevancia al sector pesquero. Estas dos se convirtieron en sus principales actividades económicas.

Entre sus principales productos se tiene: el café, la caña de azúcar, el maíz, los frijoles, las zanahorias, las semillas de sésamo, el ajonjolí, el maní, el aguacate, la lima, la ciruela y mucho más. Adicionalmente, esta comunidad se involucró en la cría de ganado, ovinos y cerdos.

Religión

Los mazatecos comparten sus creencias ancestrales con el catolicismo, a pesar de que estos no cuenten con un clérigo en las zonas cercadas a su residencia. Sin embargo, estos buscan asistir al templo de Dios en eventos exclusivos como matrimonios, bautizo y festividades vinculadas a la religión.

Por otra parte, guardan entre sus creencias que deben de respetar los espacios naturales debido a los seres místicos dueños de las montañas, ríos y cuevas. Adicional a ello, entre su comunidad existe un curandero, el cual es solicitado para buscar la cura de algunas enfermedades inexplicables como el mal de ojo, el sereno, la pérdida del alma y más.

Vestimenta

Como toda cultura, su vestimenta busca la manera de manifestar el sentido de pertenencia entre cada una de las regiones. En el caso de los Mazatecos, las mujeres nativas suelen llevar una prenda de nombre Huipil la cual es una túnica de algodón larga y suelta hasta los tobillos que se acompaña con una enagua (una falda de fondo), una faja a la cintura y un rebozo (una bufanda). 

El huipil consta de tres mantas, las cuales se cosen a punto de cruz o bordado a punto en colores azul y rosa, a la cual se le suele diseñar coloridos pájaros de tamaño natural y flores. El escote está decorado con un amplio cuello de tul y una alternancia de cintas azules y rosas, con encajes iguales que se forman en las mangas. Para acompañar esta vestimenta las mujeres mazatecas suelen trenzarse el cabello.

Ahora para el caso de los hombres su vestimenta es mucho más sencilla, ya que visten un pantalón y camisa de algodón blanco, una bufanda roja y el sombrero de palma. En algunas oportunidades, el hombre puede optar por una camisa de diferentes colores.

Gastronomía

La gastronomía de los mazatecos está representada a través de una innumerable variedad de platos picantes, que usualmente llevan como ingrediente principal el maíz. Todas sus recetas son típicamente ancestrales y entre los platos más populares podemos encontrar:

  • El mole de hueso asado
  • Tortillas con Yuca
  • Chayote con huevo
  • Frijoles con yuca
  • Torta de acuyo
  • Cerdo en tamales de frijoles y cebollino
  • Tortillas
  • Tamales de maíz
  • Atole de chile
  • Atole de granillo
  • Tesmole
  • Caldo de cabra
  • Nanacates

Como bebida tradicional se encuentra el ácido Atole, el cual se prepara  fermentado el maíz por unos dos o tres días, para posteriormente molerlo. Colocarlo en una cacerola con agua caliente y ya para cuando la masa ya esté fermentada se cuela, se vuelve a cocinar removiéndolo hasta que hierva para finalmente acompañarlo con frijoles negros, calabaza o un tipo de salsa elaborada con semillas de sésamo.

Continúa leyendo sobre la Cultura Huasteca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.