Grupos de cotización: ¿qué son y por qué aparecen en las nóminas?

Grupos de cotización en la nómina

Los grupos de cotización, como su nombre lo indica, son una forma de clasificar a los trabajadores según ciertas características profesionales que presentan, para lo cual se asigna un tratamiento particular relativo a su sueldo y bases de cotización. En los recibos de pago, más conocidos como nóminas, aparece una sección junto con un número que va del 1 al 11 ¿te has preguntado qué significa?

Estos números se corresponden a cada grupo profesional. A cada grupo profesional, le corresponde un tratamiento específico que se expresa y aclara en el Convenio Colectivo de la empresa a la que perteneces.

Comprender el significado de estos números y sus implicaciones es imprescindible para todo trabajador. De ello dependen en gran medida la defensa de sus derechos, al menos en lo relativo a recibir las cotizaciones justas, acorde con su gremio o grupo laboral.

Importancia de los grupos de cotización

Los grupos de cotización tienen una función administrativa. Su existencia ayuda a determinar pagos, tratamientos, pero también requisitos de ingreso y permanencia a un determinado grupo laboral.

En este sentido, en los Convenios Colectivos no solo se dictaminan los montos inferiores y superiores a pagar a cada profesional según a que grupo esté adscrito. En estos además se establecen las funciones que de los mismos se esperan, así como los mecanismos de promoción a los que pueden optar.

Importancia grupos de cotización

No se puede dejar de mencionar que estos grupos tienen un papel importante que cumplir ante situaciones de despidos colectivos o reincorporaciones. En uno y otro caso, la condición o pertenencia del trabajador es clave para su liquidación o reincorporación.

La razón de que aparezcan en las nóminas es sencilla. El trabajador debe estar al tanto de a qué grupo laboral pertenece puesto que muchos procedimientos dependen de ello, especialmente, el cálculo de su salario y de  la cantidad de dinero aportada al Seguro Social.

¿Cuáles son los grupos de cotización en España?

Existen 11 grupos de cotización distintos. Dependiendo de dónde esté ubicado el trabajador (y de su oficio concretamente) recibirá un tratamiento específico. Por ello, hay oficios o profesiones que se encuentran equiparadas en un mismo grupo laboral.

De esta manera tenemos lo siguiente:

  • Grupo 1: Licenciados e ingenieros
  • Grupo 2: Ingenieros, peritos y ayudantes con título
  • Grupo 3: Jefes administrativos y Jefes de Taller
  • Grupo 4: Ayudantes sin título
  • Grupo 5: Oficiales administrativos
  • Grupo 6: Subalternos
  • Grupo 7: Auxiliares administrativos
  • Grupo 8: Oficiales de primera y segunda
  • Grupo 9: Oficiales de tercera y especialistas
  • Grupo 10: Peones
  • Grupo 11: Trabajadores menores de 18 años.

Naturalmente, esta no es una división exhaustiva. En virtud de ello, es de gran importancia que el trabajador siempre revise el Convenio Colectivo. Aunque se suele tener esta misma subdivisión en el Convenio Colectivo se expresa con claridad a qué grupo profesional y/o laboral se pertenece.

El BOE y las bases de cotización según grupos laborales

Ciertamente es en el Convenio Colectivo en donde se indica la pertenencia específica hacia uno u otro grupo laboral. No obstante, es a través de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado (BOE) que se establecen las bases mínimas y máximas de cotización aplicables a cada grupo.

El BOE y las bases de cotización según grupos laborales

Es de suma importancia para el trabajador estar al día con estas publicaciones. De ello depende la defensa de sus derechos laborales. Naturalmente, en virtud de estos boletines, el trabajador tiene derecho a reclamar en caso de estar recibiendo un pago por debajo de lo reglamentario.

Puedes consultar las bases mínimas y máximas vigentes en la actualidad en este enlace.

Implicaciones del sueldo base en las cotizaciones

Puede decirse que lo más visible es el sueldo percibido mensualmente. Esto es cierto, pero la verdad las mayores implicaciones de estar o no en el grupo laboral correcto se relacionan con las cotizaciones. Dependiendo de en qué grupo se esté asignado variará el aporte realizado a la Seguridad Social.

Es fundamental para el trabajador cerciorarse de que se está aportando el dinero correspondiente según su grupo laboral. De lo contrario, por ejemplo, de estarse aportando menos dinero por estar asignado erróneamente en un grupo inferior, se estaría afectando gravemente a esta persona en cuestión.

Esto se debe a que, a menos aporte al Seguro Social menos se devenga posteriormente. En algunos casos, de no solventarse esta incongruencia, el trabajador podría terminar devengando beneficios que no se correspondan con el esfuerzo realizado mediante su trabajo durante años.

Grupos de Cotización y Desarrollo Profesional

Otra razón más para atender a qué grupo de cotización se pertenece es el Desarrollo Profesional. Las oportunidades que se abren al trabajador en materia de formación, ascensos y promociones dependen en gran medida de a cual grupo de cotización pertenece.

Grupos de Cotización y Desarrollo Profesional

El grupo de cotización además de establecer lo hasta ahora mencionado, también cubre los mecanismos de promoción entre sus integrantes. De esta forma, se establecen los medios por los cuales el trabajador puede buscar los modos de ser ascendido dentro de la empresa.

Asimismo, en contrapartida, es importante recordar que, la empresa no puede cambiar al trabajador desde un grupo de cotización hacia uno inferior. Esto sería considerado como una degradación y no puede ser justificado salvo muy contadas excepciones.

En Resumen

Recapitulando y volviendo a la pregunta inicial, sin lugar a dudas, es vital para el trabajador comprender el significado de su grupo de cotización que aparece en sus nóminas. Esto determina una gran cantidad de variables cruciales para su situación actual y futura.

Como bien se indicó, la pertenencia a uno u otro grupo siempre debe constatarse en el Convenio Colectivo. Asimismo, tampoco debe permitirse que ocurra una degradación injustificada porque tendrá efectos graves y profundos sobre el futuro del empleado, especialmente en lo relativo a sus cotizaciones.

El grupo de cotizaciones es una herramienta administrativa importante, pero también un recurso del que dispone el trabajador para calcular y dirigir sus ingresos. Manejar esta clase de información es clave y debería ser estimulado por toda compañía entre sus integrantes.