En España pronto requerirá el DNI o biomarcadores que demuestren la edad del jugador

El entorno actual de la industria de los videojuegos y juegos de azar, ha generado incertidumbre en el público en general. Sobre todo, en aquellas personas que piensan que son una amenaza para las personas más vulnerables, en especial los niños. Así, se ha comenzado a plantear la aplicación de futuras leyes en donde se exija la identificación del usuario, a través de documentos como el DNI; principalmente, derivado de la participación en juegos en donde se emplean cajas de botín.

Te gustaría conocer má, sobre esta posible norma y su similitud con la aplicación en la industria del juego de apuestas en España. Si es así, te invitamos a continuar con este artículo.

Razones para lanzar este tipo de iniciativas

Hoy en día, la mayoría de los menores de edad pasan horas conectados a diferentes dispositivos tecnológicos. Y, lamentablemente, muchos de ellos lo hacen sin supervisión de un adulto. Esto ha provocado que muchos adultos se sientan preocupados; sobre todo, al participar de juegos en donde se realizan micro transacciones.

Ante este panorama, se han comenzado a organizar una serie de escuchas públicas, organizadas por el Ministerio de Consumo a cargo de Alberto Garzón; para conocer razones y escuchas aportaciones que enriquezcan las medidas para la futura ley. Una ley que tiene como principal objetivo, la regulación de las famosas cajas de botín o loot boxes, tan recurrentes en los videojuegos.

Así, en estás pláticas, han surgido medidas que implican la obligatoriedad de proporcionar el documento de identificación DNI. De tal forma que, se aseguraría que el usuario es mayor de edad y tiene consciencia acerca de la acción que está por realizar, para adquirir estos cofres de recompensas.

De tal forma que, ahora se cuenta con un anteproyecto de ley. Y, todos aquellos que se encuentren interesados en el tema, podrán brindar sus aportaciones para la conformación del texto legislativo.

Aportaciones que serán recibidas hasta el 23 de julio; límite fijado, para valorar los argumentos que posiblemente serán enviados al Consejo de Ministros, y con la probable aportación, iniciará el proceso de tramitación que llegará hasta las Cortes Generales como un proyecto legislativo.

En busca de diseñar candados para proteger a los niños

Al observar el primer borrador se puede apreciar como se intenta tener un mayor control sobre los loot boxes o MAR (Mecanismos Aleatorios de Recompensa). Un sistema que se ha integrado en la mayoría de videojuegos actuales y que se encuentran muy vinculados al denominado game as a service (juego como servicio).

Ahora bien, con la intención de regularizar este tipo de compras aleatorias y evitar la vulnerabilidad de los niños en este tipo de juegos, se promueve la exigencia de la presentación de un documento de identidad.

Por lo que, para poder aprobar este tipo de operación, será necesario la exhibición del DNI o biomarcadores con tal de comprobar la edad legal del jugador. Un requisito fundamental, sobre todo porque se trata de transacciones monetarias, para obtener premios, vigilando las normas que se contengan en el anteproyecto desarrollado para la ley de Consumo.

Mientras que, al igual como se aplica en los servicios de apuestas o casino, a las personas mayores de edad se les debe brindar la posibilidad para poder configurar su cuenta y limitar la cantidad de gasto y tiempo de juego. También, se deberá de brindar opciones para la autoexclusión. Todo muy similar a las normas de juego responsable y seguro.

Aunque no sean iguales videojuegos y juegos de azar, deberán de ajustar a normas similares

En tanto, la norma en desarrollo también podría afectar la manera en que se distribuyen los diferentes premios, brindando mayor certeza al usuario, al tener que publicar las probabilidades que existen para poder obtener alguna bonificación.

Esto, muy similar a los registros de RTP que publican las casas de apuestas en sus diferentes juegos y máquinas tragaperras nuevas; brindando un dato que se expresa en un porcentaje. Aclarando que, este tipo de norma, solo afectará a las cajas de botín o MAR, cuyos beneficios permita la activación de otros tipos de recompensa (permitiendo, a través del intercambio, la activación de otras bonificaciones virtuales que puede equivale a dinero -criptomonedas o NFT-).

Una normativa específica que afectaría a dos modelos de negocios:

  • Cajas de botín que se pueden encontrar directamente en los videojuegos;
  • O, a las plataformas o webs que sirven como opción para intercambio y que no se vinculan directamente con los desarrolladores del videojuego.

También, se regularía la publicidad con relación a este tipo de juego. Y, la normativa también comenzará a ser más restrictiva. Por lo que, estará prohibido la exhibición física u online, la promoción de este tipo de contenido y que no se relacione con el videojuego. Tampoco, será posible su promoción en medios como radio y televisión, con excepción en los horarios nocturnos de 1 y hasta las 5 de la mañana.

Aunque, el mismo personal del Ministerio de Consumo, ha aclarado que este tipo de normas no significan que los videojuegos y juegos de apuestas son iguales o similares. Ya que, en los juegos de azar se trata sobre el manejo de software que manejan algoritmos aleatorios para participar en este tipo de juego; y el videojuego en sí, es una transacción para obtener un premio para una mejora en el software.

Conclusión

Los videojuegos, al igual que los juegos de azar, comienzan a ser un tema de evaluación para su regulación y vigilancia. Por lo que, es normal que este tipo de regulación para vigilar el buen desarrollo de la industria.

Sin embargo, todavía existe un fuerte estigma con relación a la toma de decisiones de los usuarios y la exhibición publicitaria. Una norma que, en futuros meses, podría encontrarse en evaluación o estaría extendiéndose su aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.