¿Qué son las energías renovables?

¿Qué son las energías renovables?

En la era en la que el hombre depende cada vez más de la energía para mantener su estilo de vida, ha surgido la preocupación por los efectos que está causando al medioambiente la explotación de los recursos naturales para la obtención de esa energía.

Actualmente, existen dos grandes fuentes de energía que mueven al mundo: las no renovables o fósiles y las energías renovables.

Las energías no renovables son las que se obtienen de la combustión cuyo origen es la fosilización de materia orgánica formada durante millones de años y cuyo procesamiento produce combustibles que al transformarse, mediante una serie de procesos, generan energía que sirve al ser humano, como son, especialmente, el petróleo, el carbón y el gas natural.

Energias renovables

Las energías renovables son abundantes y limpias, no contribuyen con el efecto invernadero porque no producen gases que se retienen en la atmósfera, ni produce emisiones que perjudiquen al medioambiente como el CO2.

Cada vez son más los países que están explorando alternativas para la obtención de energía que impacte menos en el medioambiente. En muchos de ellos se está haciendo uso de la denominada energía renovable, obtenida a través de fuentes naturales que son inagotables, bien sea por la energía que contienen o porque se regeneran por vías naturales.

¿Cuáles son las energías renovables?

Existe una lista de energías renovables que están siendo usadas para sustituir el uso del petróleo, gas y carbón, y que son consideradas más limpias para el medioambiente.

Energias renovables que estan siendo usadas

Entre esas energías renovables están la energía eólica, la energía hidráulica, geotérmica, solar, mareomotriz, la biomasa, los biocarburantes, entre otras.

Todas estas energías están presentes en la naturaleza y en cantidades ilimitadas, tienen poco o ningún impacto en la naturaleza y en caso que exista, puede ser reversible.

Conociendo las energías renovables

La energía eólica: es la que produce la acción del viento, mediante los llamados aerogeneradores o molinos, los cuales se valen de las corrientes de aire y las transforman en electricidad. Es común ver imágenes de parques eólicos en el mar para aprovechar mejor la fuerza de los vientos que se producen en estos espacios.

Molinos eolicos

La energía hidráulica: es la energía renovable generada a partir de la fuerza del agua al caer, de allí que las centrales hidroeléctricas utilicen el agua retenida en embalses ubicados a gran altura. Cuando el agua cae activa las turbinas hidráulicas que pasan la energía a un alternador que luego la convierte en energía eléctrica. Este tipo de energía limpia existe desde hace cientos de años, especialmente en zonas rurales donde se aprovecha el paso de los ríos, se construye una pequeña represa y la caída del agua mueve una rueda que a su vez activa un molino.

La energía geotérmica: es otro tipo de energía renovable; es poco conocida y se ubica bajo la superficie terrestre. Esta energía se origina en el interior de la Tierra y se genera a partir de la presencia de volcanes, fumarolas, aguas termales y géiseres. Para generar este tipo de energía amigable con el ambiente se usan espacios de tierra que no son muy extensos, y con un manejo apropiado se produce un mínimo impacto ambiental y de fácil mitigación.

La energía solar: es la que proviene del sol a través de la radiación electromagnética; está compuesta por luz, calor y rayos ultravioleta. Existen varias formas de obtener energía solar:

Energia solar
  • La solar térmica: que se fundamenta en calentar un fluido a partir de la energía del sol, producir vapor y luego energía eléctrica. Así, se puede hacer funcionar aparatos como cocinas y calentadores solares, destiladores, entre otros.
  • Las células solares que se valen de los fotones de la luz solar para que incida sobre los semiconductores, y a partir de un proceso físicoquímico generar corriente eléctrica.
  • La energía fotovoltaica, la cual se obtiene mediante los conocidos paneles fotovoltaicos, que hacen que los fotones de luz solar alteren los electrones y produzcan electricidad. Así, se aprovechan al máximo todas las horas de luz del día, producir y almacenar energía solar.

La energía mareomotriz es otro tipo de energía verde que se produce a partir del movimiento de las corrientes marinas y las mareas, las cuales activan unas turbinas que a su vez mueven un alternador, aparato que genera energía eléctrica.

Este alternador se conecta a una central ubicada en tierra que luego distribuye la energía hacia los centros poblados o las industrias.

Este tipo de energía aprovecha los ríos que son profundos, así como desembocaduras al océano y bajo la superficie de estas zonas para utilizar las corrientes marinas.

La energía de la biomasa: es la que utiliza la materia orgánica como fuente energética. Esta materia orgánica puede ser animal o vegetal, y puede estar compuesta de desechos generados a partir de la actividad agrícola, como cáscaras de frutos, restos de poda y limpieza de campos, sobrantes de maderas, huesos de algunos frutos, entre otros.

Los biocarburantes: también están considerados un tipo de energía renovable, pues se extraen de la destilación de los productos agrícolas, como son los alcoholes y sus derivados, y los aceites, que se consiguen de los cultivos de semillas aceitosas, como soja y girasol.

¿Quiénes usan las energías renovables?

En la actualidad, muchos países han desarrollado acciones para generar energía renovable y responder a la creciente demanda energética sin afectar el medioambiente. La lista de los países que lideran la producción y consumo de energías renovables son:

Suecia, país que ha implementado políticas de energías renovables a partir de la biomasa de petróleo, y cuyo consumo de energías limpias es de 53,8%.

Austria también es un país cuyo gobierno ha trabajado durante más de treinta años en el uso de energía de biomasa, y ha reducido el uso de energía fósil en 90%.

Paises que apuestan por las renovables

Finlandia ha tomado iniciativas para disminuir la producción de gases de efecto invernadero, y su consumo de energía limpia ronda el 38,7%.

En Latinoamérica, algunos países han asumido el compromiso de estimular la producción y consumo de energías renovables. Chile es el país líder en consumo de este tipo de energía en la región, a través del uso de paneles solares.

Le siguen Argentina, donde ya hay poblaciones completas que consumen energías limpias, México, Perú, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica.