El oro sigue siendo un valor seguro en tiempos de crisis

Oro como valor seguro en tiempos de crisis

En los últimos años, la economía mundial ha pasado por delicados momentos, en los cuales los inversores han tenido que tomar distintas medidas para no perder todo su capital. En la actualidad, los mercados siguen inestables debido a problemáticas como la inseguridad del Brexit o la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, por lo que cualquier decisión financiera debe tomarse con cautela. No obstante, en momentos de crisis, existen una serie de activos refugio que pueden ayudar a mantener el valor de nuestro capital, tal y como puede ser el metal dorado.

Existen una serie de razones por las cuales el precio del oro se mantiene más o menos estable sea cual sea la situación económica, aunque suele ser más bajo cuando ésta es estable. A diferencia de las divisas tradicionales, cuya producción depende de un banco central, la cantidad de oro que aparece anualmente está limitada a su extracción, así que es más sencillo determinar qué cantidad hay en cada momento. Esto proporciona seguridad al inversor, que puede hacer planes a largo plazo y diversificar su cartera.

Estabilidad del precio del oro

El gestor de Merian Global Investors, Ned Naylor-Leyland, afirmó que el metal dorado es el único activo refugio sin riesgos, y que por esta razón los bancos centrales son dueños de aproximadamente un 70 % de éste. Sin embargo, advierte que esto se traduce en beneficios mínimos. Debido a este fenómeno, en tiempos de estabilidad económica su precio cae, dado que los inversores tienen la confianza suficiente para mover su capital a activos de riesgo. Si bien con éstos se pueden obtener ganancias notables, también hay que tener en cuenta que es mucho más fácil perder todo lo depositado.

El oro como valor refugio

En las últimas semanas, los mercados se han mostrado menos volátiles gracias a la aparente tregua entre los Estados Unidos y China, que han cedido en varios aspectos para dejar su guerra comercial de lado por ahora. En consecuencia, el oro ha tenido una ligera bajada, aunque según reflejan los datos proporcionados por el Consejo Mundial del Oro, el metal dorado tuvo en el primer semestre una subida del 8 %. Este incremento se produjo a causa de la inestabilidad de los mercados, por razones como el mencionado conflicto comercial o la dudosa situación económica de Reino Unido.

Según subraya el medio Extensión, en el caso de no formalizarse un acuerdo de paz entre Norteamérica y el país asiático, el precio del oro podría incrementarse hasta un 13 % respecto a su cotización en agosto. También se remarca que algunos expertos como Carsten Manke, analista de materias primas, creen que el rally del metal podría tener altibajos aunque termine con un balance positivo. Por ello, Manke recomienda que aquellos que ya tengan oro lo mantengan, mientras que el resto espere a otro momento en el que los precios estén más estables. Así pues, el oro sigue siendo un activo refugio de confianza, ya que a pesar de sus variaciones puntuales mantiene un valor similar durante todo el año.