Cultura Chichimeca: ubicación y características

Cultura Chichimeca: ubicación y características

Entre los años 1000 a. C. y 1800 d. C., existió una civilización originaria de la República Mexicana, específicamente de la zona norte y bajo-occidente de la nación que llevaba por nombre Cultura Chichimeca.

Con la llegada de los españoles al continente, la mención de dicha población empezó a tener connotaciones negativas, del mismo modo que los romanos consideraban a las tribus germánicas como bárbaras. Por tal motivo, resulta importante tener conocimiento sobre cómo fue realmente esta cultura, su ubicación, origen, religión, idioma, etcétera. Si quieres saber un poco más al respecto, no dudes en quedarte y aprender en este interesante artículo.

¿Qué fue la cultura chichimeca?

Cuando se habla de la cultura chichimeca, se está haciendo referencia a un conjunto de pueblos nómadas provenientes del norte de México, los cuales habitaron el territorio entre los años 1000 a. C. y el 1800 d. C.

Para ese entonces, la civilización estaba dividida en seis grupos sociales diferentes: los Caxcanes, los Guamares, los Guachichiles, los Pames, los Tecuexes y los Zacatecos. Los historiadores clasifican el desarrollo de estos pueblos en función de tres períodos de tiempo individuales:

  • Período Venadito: se estima que duró del año 1000 al 200 a. C. Estuvo caracterizado por el dominio de la cultura de caza y recolección en las distintas tribus que conformaban la sociedad.
  • Período Huerta: tuvo lugar desde el año 200 a. C. hasta el 1200 d. C. Durante este lapso de tiempo, además de los grupos de cazadores, surgieron pequeñas bandas de horticultores que se instalaron en las orillas de los ríos.
  • Período Tunal Grande: en torno al año 1200 d. C., se dio inicio a un aumento demográfico importante en el territorio, con el cual los chichimecas se vieron en la necesidad de cambiar su estilo de vida. Todo esto hasta 1800 d. C., cuando se aliaron con otros pueblos creando una nueva cultura.

Con respecto al origen de su nombre, muchos expertos han establecido ciertas hipótesis. Una de las más resaltantes es la que señala que el término fue empleado por primera vez por los Aztecas y significaba en lengua nahua: “los del linaje de perros”.

Existen otras que proponen que tal vocablo podría proceder de otras lenguas, de modo que se le confiere otros significados bastante diferentes. A raíz de la llegada de los españoles al continente americano, cada vez que se hacía mención a los “chichimecas” era de manera despectiva.

Esto se debe a que, se les consideraba como un pueblo de bárbaros, por el simple hecho de ser nómadas. Entre sus actividades cotidianas no se encontraba la agricultura, no tenían conocimiento sobre la existencia de la escritura y eran muy beligerantes.

Ubicación y distribución geográfica

Los pueblos originarios de Chichimeca fueron localizados en la región del norte de México. Se extendían específicamente desde Querétaro hasta Saltillo y de Guanajuato hasta San Luis Potosí. Estos residían en comunidades que no poseían una delimitación establecida, razón por la cual era bastante frecuente que ocurrieran conflictos dentro de los territorios, en especial por cuestiones de alimentos.

Los Caxcanes representaban el número más grande de personas en la zona, los conseguimos en Aguascalientes, Jalisco y Zacatecas. Dentro de él existía un sub-grupo denominado “Los Tezoles”. Los Guachichiles resultaban los más belicosos de todos, estaban radicados entre los estados de Coahuila de Zaragoza y Guanajuato. Los Guamares, de igual manera, se hallaban en este último estado, sólo que a menudo realizaban incursiones hasta Aguascalientes y Lagos de Moreno.

La población de Pames era considerada la menos belicista de la extensa región chichimeca. Esto se debe a que vivían cerca de la Ciudad de México y Querétaro por lo que estaban muy influenciados por el pueblo otomí en cuestiones religiosas y sociales.

Como su nombre lo indica, los Zacatecos eran un grupo chichimeco oriundos de Zacatecas y una buena parte de Durango. Para aquel entonces, se les otorgó el título de “guerreros valerosos y afamados tiradores”. Con respecto a los Tecuexes, estos se ubicaban al este de lo que hoy en día es Guadalajara, se presume que su llegada es resultado posiblemente de la dispersión de grupos de La Quemada, Zacatecas.

Principales características

Pese a que lo dicen muchas personas, los chichimecos fueron una cultura muy rica. De todas las características que se encuentran sobre ella, podríamos destacar las cinco que se desarrollarán a continuación:

Economía

La economía de esta civilización se centraba principalmente en la recolección y la caza. En un principio, consumían cualquier animal que lograban cazar: roedores, aves, reptiles, etcétera. Se los podían comer tanto crudos como apenas cocidos.

Fue con la llegada de los españoles, que estos optaron por iniciar la caza de ganado, es decir, de caballos y vacas. En las ocasiones que no conseguían fuentes de agua cerca, se las ingeniaban tomando jugo de agave o maguey para saciar su sed.

Aunque no se les podría catalogar como agricultores formales, si fueron horticultores en las orillas de los ríos. Lo hacían con la finalidad de complementar su dieta, por ejemplo, con maíz, calabaza, raíces y tunas. Adicionalmente, de vez en cuando realizaban trueques entre grupos. 

Política

El sistema de organización política que se empleaba en esta comunidad indígena, era el cacicazgo también conocido como cacicato. En él, el supremo líder o autoridad máxima era el cacique, mejor llamado en lengua náhuatl como “Tlatoani”.

Este era el jefe civil más importante de todos, supremo sacerdote y responsable de dictar las leyes que mantenían la paz y la estructura social necesaria. Su casa se llamaba Caligüe y era diferente a la del resto de los habitantes. Muchos historiadores aseguran que, dentro de los chichimecas, se encontraba otra figura de autoridad parecida a los caudillos, los cuales eran los encargados de dirigir al pueblo en el dado caso de que el cacique hiciera falta.

Religión

En cuanto a su religión, al igual que la gran mayoría de las culturas originarias, los chichimecas eran totalmente politeístas, sólo que en una menor cantidad. Sus sistemas mitológicos no eran tan avanzados como otros.

Las principales deidades que adoraban eran el Sol y la Luna. En los centros cívico-religiosos que ellos mismos instalaron, luego de tener un breve contacto con pueblos mesoamericanos de la Meseta Central, se empezó a incorporar rituales que incluyen diversos elementos de adoración como, por ejemplo, dioses de piedra tallada.

Los sacerdotes o chamanes eran garantes de la organización de dichos cultos. Asimismo, estos llevaban a cabo otro ritual de adoración destinado a los muertos, en el que se incluía muchos alimentos y ofrendas.

Arte

Básicamente, la única manifestación artística que se conoce de los chichimecas son las pequeñas figurillas talladas que usaban en sus rituales. Estas estaban hechas de cerámica y eran de aproximadamente 30 cm de longitud, con ojos rasgados y marcas de pintura alrededor del cuerpo.

Se encontraron en la zona que correspondía a los Guachichiles en San Luis Potosí. Aunado a ello, también se hallaron vestigios de vasijas de barro cocido, cuya decoración era curva, muy sencilla y usualmente pintadas de un tono rojo o semejante. La cultura se centró en la producción de productos relacionados a la carpintería, el tejido y la lapidaria. Esto se debía a que tenían más conocimiento en el tema de labrar pedernales y navajas para colocarlos en las puntas de sus flechas.

Lengua

Si se tiene en consideración que el término “chichimeca” hace mención a un conjunto grande de pueblos, es importante resaltar que cada uno de los grupos sociales que conformaban esta civilización, tenía sus propios rasgos culturales.

Por tal motivo, no existe una información puntual sobre cuál era su manera de comunicarse. Lo que se presume es que los chichimecos hablaban lenguas uto aztecas y otomangueanas, combinación que dio fruto a un idioma nuevo que sólo ellos comprendían.