Riesgos reales de las redes sociales para niños y adolescentes

Riesgos reales de las redes sociales para niños y adolescentes

El desarrollo de la tecnología y su avance en la comunicación e información ofrece un cúmulo de oportunidades para toda la sociedad. Desde los adultos mayores, profesionales, amas de casa, estudiantes, hasta los más pequeños tienen acceso a la información y al entretenimiento.

Valiéndose de dispositivos móviles o fijos y desde cualquier lugar donde se encuentren, las personas tienen acceso a toda la información, bien sea a través de Internet o de las cada vez más crecientes redes sociales.

Sin embargo, como todo lo bueno tiene su lado oscuro, Internet y todas las posibilidades de conexión con el mundo exterior tienen sus riesgos, especialmente para los grupos de niños en edad escolar y para los adolescentes.

Un perfil atractivo

La curiosidad de los niños y adolescentes, así como su inocencia e ingenuidad frente al mundo real son, precisamente, los elementos o puntos débiles que muchos adultos con malas intenciones aprovechan para cometer una serie de acciones en detrimento de estos grupos sociales.

Redes sociales y adolescentes

Los riesgos en las redes sociales es un tema del que se ha advertido desde la aparición de los primeros chats, en los ya lejanos años 90, cuando fueron utilizadas aplicaciones para las computadoras icq (I seek you), en castellano “te busco”, primera mensajería instantánea utilizada en Internet.

Más adelante surgieron las innumerables redes sociales que hemos ido conociendo y a través de las cuales es posible el intercambio de fotografías, videos y archivos de cualquier tipo.

Perfil atractivo

Este rápido crecimiento también ha hecho que aumenten los riesgos en las redes sociales en los grupos de menores de edad, adolescentes y niños.

El papel de los padres y de la escuela es crucial para evitar o minimizar los abusos que se cometen en contra de los niños, aun usando dispositivos adecuados, pues a la vuelta de la esquina surge cualquier mecanismo que puede burlar esos controles que implementen.

Normas para el uso y abuso

Normas para el uso y abuso
  • Lo primero que se debe considerar, tomando en cuenta que los niños a cada vez más temprana edad reclaman acceso a las redes sociales, es el sentido común y la sensatez. Esto solo lo pueden aplicar los adultos, en función de la necesidad de controlar el desempeño de los niños frente a Internet.
  • En muchas ocasiones y sin darnos cuenta, debido a la comodidad que representa para los padres tener a un niño conectado todo el día frente a la computadora, se va creando adicción.
  • Esto, sin duda tiene consecuencias a corto, mediano y largo plazo, pues de manera inmediata se está reconfigurando el cerebro del niño. Así mismo, se le aleja de la realidad, de su ambiente y de la vida real que transcurre a su alrededor.
  • Los padres deben tener normas para el uso de Internet; si bien es una herramienta que facilita la labor escolar, también es objeto de distracción y una vía fácil de acceder al entretenimiento, dejando de lado los deberes escolares.
  • Lo mejor es establecer horarios y reglas de uso, después de disfrutar de entretenimiento y ocio, dirigir la atención a contenidos educativos, informativos y formativos.
  • Uno de los mecanismos de observación y vigilancia es el control parental, que consiste en una serie de filtros y herramientas que protegen a los niños y adolescentes de contenidos perturbadores, amenazantes e inadecuados.
  • Son muchos los dispositivos de este tipo que se pueden instalar en los móviles y tabletas y que tienen como finalidad evitar el acceso a contenidos inapropiados para los niños y a mantenerlos alejados de los riesgos en las redes sociales.
  • Además, tienen la opción de limitar el tiempo de conexión a Internet, y con este de redes sociales y demás sitios que representen peligro.
  • Si bien las redes sociales por sí solas son inocuas, el manejo que muchos adultos dan a estas son las que marcan el camino de lo correcto o incorrecto, y determina los riesgos en las redes sociales.
  • Con los filtros del control parental se puede seguir la ruta que hizo el menor en su búsqueda de Internet y los sitios visitados.
  • Así mismo, muestran cuáles son las páginas cuyos contenidos no son aptos por la seguridad de los menores, porque son un verdadero riesgo en las redes sociales.
  • Sirven para que los niños y adolescentes se mantengan en un entorno seguro y que sigan usando la tecnología pero sin que represente ningún peligro, lo cual garantiza tranquilidad a ellos y a los padres.
  • La mayoría de los filtros del control parental se pueden descargar complemente gratis y ofrecen de versiones libres para instalar como pruebas.

Filtros y dispositivos aparte, lo mejor que puede haber en una familia es el acuerdo al que lleguen sus miembros en cuanto al uso de Internet de manera de evitar los riesgos en las redes sociales.

¿Cuáles son los riesgos más comunes en las redes sociales?

Realmente son muchos los riesgos en las redes sociales a los que se enfrentan los niños y adolescentes, empezando por el contenido inapropiado, que no necesariamente está dirigido a este público.

Riesgos mas comunes en las redes sociales

Sin embargo, el niño puede acceder a este de manera inconsciente, lo cual puede  significar el deterioro de los valores inculcados en la casa y en la escuela.

Así mismo, utilizando los espacios interactivos o de socialización, los niños pueden alejarse de sus padres o hermanos adultos y buscar tener experiencias diferentes. Esto con la idea de sentirse mayores, o hasta llegar a inventarse otra personalidad que responda a las exigencias de la persona con la que interactúa.

La mejor manera de minimizar los riesgos en las redes sociales es aumentando y  mejorando el acercamiento a los niños para establecer pautas de uso, siempre bajo la supervisión de un adulto consciente.

Jovenes y redes sociales

Existe una larga lista de riesgos en las redes sociales a los que se enfrentan los niños y adolescentes, y que han estado definidos y caracterizados, entre los que están:

  • Ciberacoso
  • Grooming
  • Sexting
  • Revelación de información
  • Exposición a contenidos nocivos e inapropiados
  • Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes
  • Paliza feliz/Happy slapping
  • Publicación de información privada
  • Sextorsión