Cómo ahorrar en la factura de la luz

Ahorrar en la factura de la luz

Considerando que el precio de la tarifa eléctrica en España es uno de los más elevados de toda la Unión Europea, no es de sorprender que los usuarios busquen constantemente formas de ahorrar un poco en la factura mensual. El precio de la energía eléctrica ha sido un debate permanente durante los últimos meses, con las tarifas alcanzando precios históricos.

La buena noticia es que existe la posibilidad de reducir el gasto eléctrico aplicando algunos trucos y consejos. A continuación, te presentamos una lista de alternativas con las que puedes ahorrar en la factura de la luz sin mayor esfuerzo. Toma nota de las recomendaciones y ponlas en práctica de inmediato si quieres notar cambios rápidos en tu gasto mensual de energía.

¿Cómo ahorrar en la factura de luz? 6 consejos clave que deberás poner en práctica

Revisa la tarifa contratada

Si antes no le habías dado importancia, es momento de revisar la potencia contratada y la tarifa que te ofrece la empresa proveedora del servicio. Investigando con paciencia, es posible encontrar empresas que ofrecen energía a precio de coste, lo cual resulta bastante conveniente para reducir al máximo posible el gasto en la factura de la luz.

Apaga las luces cuando no las utilices

Ciertamente, se trata de un consejo básico pero que solemos olvidar. Una buena forma de reducir algunos euros en tu factura mensual es asegurándote de no dejar ninguna bombilla encendida durante el día. Aprovecha la iluminación natural todo lo posible y verás una diferencia de consumo a fin de mes.

Vigila los electrodomésticos en Stand-By

Todos los electrodomésticos que mantienen una luz encendida cuando están en desuso, como ocurre con los equipos de sonido, televisores y el microondas, permanecen consumiendo energía eléctrica a lo largo del día. Una solución sería desconectarlos por completo o utilizar algún mecanismo que interrumpa el flujo eléctrico al tomacorriente cuando no se encuentren en uso.

Utiliza el aire acondicionado correctamente

Una buena forma de utilizar el aire acondicionado durante el verano sería enfriar la habitación por completo y luego apagar el aparato. La temperatura alcanzada puede ser suficiente para sentirse cómodo sin necesidad de tener el aire acondicionado encendido durante toda la noche o todo el día.

Adquiere electrodomésticos eficientes

La mayor parte de los dispositivos actuales vienen clasificados en función a su nivel de eficiencia energética, en una tabla que va desde G (menos eficientes) hasta la A (máxima eficiencia). Incluso, dentro del rango de clasificación A, es posible encontrar electrodomésticos A+, A++ y A+++. Estos últimos son los más eficientes del mercado actual.

Elige bombillas LED

Reemplaza todas las bombillas halógenas que puedas tener en casa por aquellas de tecnología LED. Esta tecnología, además de eficiente, tiene una durabilidad mayor, pudiendo resistir años de uso sin presentar desperfectos. En el mercado podrás encontrar bombillas LED inspiradas en bombillas halógenas para efectos decorativos interesantes sin alterar el consumo energético.

Con estos consejos, puedes tener la seguridad de que lograrás reducir sensiblemente tu factura eléctrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.