Qué es y cómo surgió el liberalismo

¿Qué es y cómo surgió el liberalismo?

El liberalismo es una doctrina que promueve, defiende y fomenta las libertades civiles y de los individuos. Como doctrina, engloba un conjunto de ideas y principios básicos originados por movimientos religiosos, filosóficos, sociales, políticos y económicos.

Surgió principalmente en los estamentos políticos, cuando el pueblo comenzó a demandar mayores libertades y la disminución de la intervención del Estado en todo lo concerniente a lo civil y social.

En lo político, el liberalismo tuvo sus primeras manifestaciones en la Revolución Francesa. Hacia el año 1789 cuando surgió el conflicto social y político que involucró períodos de violencia en la Francia de Luis XVI y que implicó a otros países de Europa. Todos enfrentados, unos en contra y otros a favor del conocido Antiguo Régimen, caracterizado por mantener una economía basada en la agricultura, una población rural y un crecimiento mercantil sobre la base de sus productos.

En lo social, el Antiguo Régimen tipificaba sus estructuras de acuerdo con las diferencias entre las familias, determinadas por el origen de las mismas, obviando las riquezas, las capacidades o el talento de las personas.

Comienzos del Liberalismo

Los historiadores han marcado el inicio del liberalismo precisamente con el surgimiento de la Revolución Francesa, y que continuó después de la Segunda Guerra Mundial, incluyendo los años posteriores de la Guerra Fría. También refieren que la doctrina del liberalismo surgió como respuesta política a las pugnas religiosas que permanecieron en Europa durante los siglos XVI y XVII.

Revolucion Francesa
Revolucion Francesa

En cuanto al padre del liberalismo, los fundamentos intelectuales de esta doctrina son atribuidos a John Locke, quien rebatió las viejas estructuras y tradiciones sociales y políticas impuestas por los gobiernos del siglo XVI. Posteriormente, estas nuevas ideas y exigencias formaron parte de otros movimientos que fueron revolucionarios y marcaron el inicio de grandes cambios políticos, religiosos y sociales con los cambios de regímenes políticos que dieron paso a sistemas liberales, sobre todo en Europa, América Latina y América del Norte.

John Locke
John Locke

A Locke, médico y filósofo inglés, se la atribuyen los influyentes escritos de la teoría liberal reflejados en la Declaración de Independencia de Estados Unidos y en la Declaración de Derechos de 1689.

¿Qué promovió el nacimiento del Liberalismo?

Sin duda, los cambios surgidos a partir del liberalismo marcaron la historia de la humanidad. Comenzando por la emancipación e independencia de los pueblos colonizados, que en su mayoría dependían económica y administrativamente del imperialismo colonial.

A principios del siglo XXI, las democracias liberales y sus características básicas, entre las que están el apoyo y respeto a la constitución, el sufragio libre y secreto, las sociedades pluralistas desde lo político y religioso y el estado de bienestar, se han mantenido en a mayoría de los países del mundo, justamente debido al surgimiento y expansión del liberalismo.

Proteger las libertades individuales es la premisa

El pensamiento liberal o liberalismo es esencialmente una doctrina de filosofía política. De allí se remonta su origen, con el aspecto básico de la defensa de la libertad individual, civil y de la defensa de las iniciativas privadas, como fuentes de ingreso y manutención, manteniendo al margen la intervención del Estado y de sus poderes en lo referente a lo social, cultural, y específicamente, a lo económico de las sociedades.

Como corriente de pensamiento contrario al absolutismo, conservadurismo y despotismo, el liberalismo defiende y promueve las libertades civiles y económicas como base del Estado de derecho que deben tener los ciudadanos para desarrollarse y surgir libremente en una sociedad, y así promover y sentar las bases de la convivencia social.

El liberalismo sentó las bases para la conformación del pensamiento democrático, que incluye, además, la separación de poderes del Estado, el cual es vital para mantener el orden de una República.

El surgimiento de las repúblicas a partir de la ola independentista del siglo XIX en adelante, son una muestra del liberalismo que había arrancado hacía unos cuantos años atrás, y que, en definitiva, no pudo ser detenida por la necesidad de cambios que requerían los sistemas establecidos. La Iglesia y el Estado se disputaban el poder, subyugando y dejando en segundo plano los derechos ciudadanos, su individualidad y su necesidad de surgir y formar parte de una sociedad próspera donde tuviera más que aportar como ciudadano.

El surgimiento del liberalismo y con este de las democracias, fueron predominantes desde comienzos del siglo XVIII en los países occidentales. Puso limitaciones al absolutismo proveniente de épocas feudales, al tiempo que derivó en que el poder del Estado estuviera supeditado a la Constitución de cada República.

Más adelantes, y con los cimientos del liberalismo social, durante el siglo XX la doctrina liberal alcanzó la economía, promoviendo el libre mercado y cambiando la seguridad jurídica a favor del surgimiento y crecimiento del capitalismo.

Ventajas del liberalismo

Es probable que las teorías liberales no sean compartidas por todos los intelectuales, políticos, sociólogos y cualquier otro que encuentre en esta doctrina una amenaza para la gobernabilidad y el poder, bien sea político o económico. Lo cierto es que las ideas liberales establecen un sistema de libertades civiles con el cual la sociedad puede progresar, pues este sistema involucra la igualdad de oportunidades para todos y la igualdad ante la ley para todas las personas.

Asimismo, el liberalismo procura un Estado de derecho cuyos poderes son limitados y su función, más que de restricción y coacción es la de administrar recursos, garantizar la seguridad en todos sus aspectos, desde la individual y ciudadana, hasta la jurídica.

Algunos ejemplos:

  • Una de las primeras expresiones del liberalismo fue la Revolución Francesa, con la cual comenzó un movimiento indetenible de cambios en lo político, social y económico.
  • Así mismo, las guerras independentistas en las naciones colonizadas de América por los países imperialistas de Europa, estuvieron inspiradas y promovidas por las ideas liberales que surgieron en esa época.
  • La separación de la Iglesia y del Estado, es decir, el estado laico, es otro ejemplo de la libertad de culto que promovió el liberalismo desde el aspecto filosófico.
  • El progreso social que se logra a través de la libertad de los individuos así como de la igualdad ante la ley, solo ha podido ser posible gracias al surgimiento del liberalismo.
  • En cuanto a los países cuyos sistemas políticos son democráticos y basados en su constitución, estos constituyen un ejemplo tangible del liberalismo político como base del desarrollo de ese sistema.