El rol de la religión en la sociedad actual

Qué tan importante es el rol de la religión en la sociedad actual

Durante toda la historia los seres humanos se han caracterizado por el desarrollo de sus propias creencias y prácticas espirituales. Evidenciando así la necesidad de llenar el vacío existencial que dejan algunas de las preguntas de la vida que han quedado sin responder.

Cada religión tiene su manera de responder y de expresar quiénes somos, de dónde venimos, cómo llegamos a día de hoy o cuál es la finalidad de la vida.

Es difícil imaginar un mundo sin religiones. Cada grupo común se ha establecido en diferentes partes alrededor del mundo y varios países son identificados por sus creencias como una expresión necesaria de su cultura.

No obstante, en la sociedad actual se puede decir que la religión ha pasado a un segundo plano. Esto se debe, en parte, a la tolerancia y al respeto de las creencias diferentes y a su aceptación cultural. Pero esto no siempre fue así. Hace muchos años la religión y el poder eran uno solo, y era fundamental que cada creyente tuviese una conducta acorde con lo que establecían sus libros sagrados.

Las prácticas clásicas religiosas se han ido marginando porque van surgiendo nuevas formas de experimentar la religión y la espiritualidad de una manera menos comprometida o mas individual.

Es cierto que hoy en día la religión no tiene el peso que tuvo hace varios años, ni tiene la misma preponderancia en la sociedad. Aún así, las personas no dejan sus creencias a un lado, sino que practican la religión a su propia manera.

Rol actual de la religión

Desde hace varios años la sociedad se ha ido alejando de las instituciones religiosas y de las creencias conservadoras. Las personas toman cada vez más distancia de las religiones porque las entienden como una creencia y no como una forma de vida o de comportamientos específicos.

En la actualidad, las gente sigue teniendo sus creencias y sigue practicándolas, relacionándose con un ser supremo a su propia manera. Es obvio que la religión ha avanzado, la independencia y la idea de una mente libre ha cambiado la forma en que se veía a la religión en la antigüedad.

La idea de creer por cuenta propia está más presente que nunca antes en la sociedad. Las personas sienten la libertad de pertenecer a cualquier religión que les agrade sin la necesidad de cumplir con los protocolos que antes eran exigidos. Por ejemplo, puede haber creyentes que no quieran asistir a las reuniones o ceremonias de sus religiones, del mismo modo en que otros se sienten más a gusto formando parte de una comunidad en torno a un culto determinado.

religion

Y, aunque las personas tienden a sentirse protegidas por una fuerza sagrada superior, muchas eligen desligarse de la religión por falta de confianza en la propia institución. Ya sea por acciones de sus representantes o por no estar de acuerdo con sus costumbres.

Eso es algo que las instituciones religiosas deben aceptar para perdurar en el tiempo y estar presentes en la sociedad. Cada quien tiene libre albedrío para practicar la religión a su propia manera bajo sus términos, siempre y cuando respete a las figuras supremas.

En pleno 2019 se tiene un pensamiento colectivo en el que la libertad de culto de cada persona es algo que no se puede criticar. Es inaceptable rechazar algunas religiones solo porque no se está de acuerdo con sus prácticas.

Un punto negativo de este sistema es que muchas personas se han tornado en contra, o han obtenido algún tipo de rechazo a ciertas religiones por las acciones de grupos extremistas que intentan imponer de manera forzada su forma de pensar sobre otras personas.

La presencia de las religiones en la actualidad

Las religiones buscan estar presentes en la sociedad de hoy en día para poder mantener vivas sus palabras y continuar expandiéndolas. Es sencillo decir que hay lugar para todas las religiones en el mundo actual, en el que varias zonas territoriales presentan una mayoría religiosa.

En occidente reina el Cristianismo y el Catolicismo. Europa es conocida como el viejo continente, quien llevó sus tradiciones a América cuando fue descubierta y luego colonizada.

El cristianismo tiene sus bases en predicar la palabra de Jesús de Nazaret, el hijo de Dios, y de los milagros que hizo durante toda su vida. Sus seguidores buscan llevar una vida en la que se cumplan Los Diez Mandamientos.

dios

La cultura de América y la cultura de Europa se caracterizan por tener una fuerte presencia de esta religión, pero sus países son laicos y aceptan cualquier otra práctica de sus habitantes.

En el Medio Oriente la religión predominante es el Islam. El Islam se centra en un único Dios, Al-lah, y su libro (el Corán) relata la historia de Muhammad y de cómo Alá le dejó sus mensajes a él para que este los compartiera con el mundo.

Los países de la región islámica son más cerrados en cuanto a permitir que sus habitantes practiquen otras religiones o asuman la propia de una forma mas abierta.

El Hinduismo es la tercera religión más popular y se caracteriza por no tener ninguna doctrina principal. Los textos sagrados, Smriti y Shruti, son los que orientan sus creencias.

La necesidad de creer

Vivir en una sociedad donde la religión no exista es quitarles la esperanza a las personas que más la necesitan, es negarle las oportunidades de conectarse con diferentes energías. Sí, pero la religión va más allá de adorar a dioses en ceremonias especiales.

creencias y practicas espirituales

La religión es una fuente de poder y de fortaleza para las personas creyentes en los momentos en que se sienten derrotadas por los sucesos que les ocurren. Es como una luz que les ayuda a superar las situaciones difíciles de su vida cuando sienten que ya no pueden más.

Y más que eso, las religiones forman muchos de los valores que la sociedad practica y que, hoy en día, son sinónimos de buena educación y de tolerancia. Un ejemplo claro de esto es la solidaridad, que el cristianismo predica como la ayuda a los más necesitados si se está en las condiciones para eso.