Conoce las especies de árboles más longevas

Conoce las especies de árboles más longevas

Existen árboles que han sido capaces de vivir miles de años. Las especies de árboles más longevas han resistido el paso del tiempo, han sido testigos de la historia del mundo. Han sobrevivido los cambios naturales del planeta y aquellos que son consecuencia de la acción del ser humano.

Entre las especies más longevas se encuentran pinos, secuoyas, alerces, cipreses, olivos, cedros, sugis, robles, tejos, castaños y baobabs.

¿Cuáles son las propiedades de los árboles milenarios? La longevidad está basada en genes resistentes a enfermedades, y en la adaptabilidad del sistema inmunitario para combatir nuevas plagas. La durabilidad es también resultado de las condiciones ambientales donde el árbol crece.

Los árboles más antiguos del mundo

Ejemplares de las especies de árboles más longevas cautivan a científicos, curiosos y turistas alrededor del mundo.

Uno de los árboles más antiguos del mundo pertenece a la especie pino longevo. Se le conoce como Matusalén, por el personaje bíblico que vivió cientos de años. Existe desde hace más de 4.800 años y está en el Bosque Nacional Inyo, en las Montañas Blancas de California (EEUU).

El árbol no está identificado para protegerlo de la actividad humana. Los visitantes pueden entrar libremente al bosque, pero se les hace imposible determinar cuál es Matusalén.

La fuente de la durabilidad de los pinos longevos es la adversidad en la que se desarrollan. Crecen a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar en lugares áridos donde soplan vientos helados.

La acción del viento hace que su tronco adquiera formas retorcidas, pero dotadas de gran fortaleza. El tronco posee una capa de resina que lo protege de parásitos y hongos.

El cedro japonés está en el grupo de los árboles milenarios, es una especie endémica del país asiático. El ejemplar más anciano y grande conocido es el Jōmon Sugi. Tiene una edad estimada entre 2.000 y 7.000 años, es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y está en la isla de Yakushima.

El árbol se mantiene protegido, hay que situarse en una plataforma de observación para contemplarlo a distancia.

En Irán, en la provincia de Yazd, se encuentra un ciprés que ha vivido al menos 4.000 años: el Sarv-e Abarqu. Es un monumento nacional del país, visitado todo el año, y venerado por la religión del zoroastrismo.

El tejo de la aldea galesa de Llangernyw, que habita el cementerio de la iglesia St. Dygain, tiene entre 1.500 y 5.000 años de edad. Desde el año 2002 está incluido en las lista de los 50 grandes árboles británicos.

especie pino longevo

El alerce está en el club de las especies de árboles más longevas, es típico de las regiones andinas de Chile y Argentina. Entre los siglos XIX y XX fue un árbol explotado por su atractiva madera rojiza y resistente. La explotación lo llevó al borde de la desaparición, por lo que hoy el alerce está clasificado como una especie en peligro de extinción.

El espécimen vivo de más edad supera los 3.600 años y se le conoce como Gran Abuelo o Alerce Milenario. Está en el Parque Nacional Alerce Costero de la Región de los Ríos (Chile), y es monumento natural desde 1977.

En Sudamérica se encuentra otro árbol de 3.000 años de vida, el Patriarca da Floresta.Pertenece a la especie Cariniana legalis, se encuentra en los bosques de Santa Rita do Passa Quatro, en Brasil, donde se erige como guardián sagrado.

Esta especie está clasificada como vulnerable por la deforestación de las áreas boscosas de Brasil y también de los vecinos Colombia y Venezuela.

Olivos, castaños y secuoyas entre los árboles más longevos

El olivo es una especie originaria del Mediterráneo que puede vivir miles de años. Su longevidad se debe a su capacidad para resistir enfermedades y hacer frente a los extremos del clima como la sequía y las inundaciones.

El olivo de Vouves, que ha existido por al menos 3.000 años, es el ejemplar más anciano de esta especie. Aún es capaz de producir aceitunas, lo cual lo hace todavía más atractivo. Para admirarlo hay que ir hasta Kolymvari, en la isla de Creta en Grecia.

Entre 2.000 y 4.000 años de vida tiene el castaño de los Cien Caballos, el más longevo entre los árboles de su especie. Se alza en las laderas del monte Etna, volcán en actividad, ubicado en la isla de Sicilia, Italia. Debe su nombre a una leyenda: una reina y cien caballeros encontraron refugio bajo el árbol para protegerse de una gran tormenta.

La secuoya gigante es una de las especies de árboles más longevas. El ejemplar más famoso de esta especie es el General Sherman, un imponente árbol de más de 2.000 años de edad.

secuoyas

Miles de personas van a admirarlo cada año al Parque Nacional de las Secuoyas de Visalia, California, Estados Unidos. No lo hacen solo motivados por la longevidad del árbol, también por su enormidad expresada en más de 83 metros de altura. Se considera el árbol más grande del mundo, y continúa creciendo. Debe su nombre al héroe de la Guerra Civil, general William Sherman.

En el Bosque Waipoua de Nueva Zelanda se encuentra el Te Matua Ngahere, o El padre del bosque. Es un árbol de la especie kauri, endémica de la región,que tiene entre 1.000 y 4.000 años de antigüedad.

Se considera patrimonio natural, y es cuidado por los maoríes. Los turistas pueden admirar a este y otros kauris longevos siguiendo las indicaciones para preservarlos. Es considerada una especie amenazada debido a la propagación de una enfermedad degenerativa.

En Suecia se encuentra el Old Tjikko, de la especie pícea solitaria de Noruega, el árbol clonado más longevo. Según estudios científicos, la parte visible tiene 600 años de edad, pero las raíces del árbol han estado vivas por 9.550 años. Tiene la capacidad de clonarse a sí mismo, aunque su tronco muera, volverá a crecer de la misma raíz.

Otro ejemplo de una especie longeva por efecto de la clonación es el pando, un bosque de álamos temblones, todos genéticamente idénticos. Se halla en el Parque Forestal de Fishlake, en Utah, Estados Unidos, y se estima que surgió de un solo árbol hace 80.000 años.